jueves, 20 de febrero de 2014

SALSA BOLOÑESA

    La mejor salsa boloñesa o bolognesa que he probado fue en un Bistro de la Naamsestraat en Lovaina, quedaba cerca del espectacular Ayuntamiento de la ciudad, uno de esos sitios en que te paras a pensar en que las grandes cosas que hace el hombre son fruto de la destreza y una paciencia descomunal, no podía dejar de quedarme absorta mirando sus figuras cada vez que pasaba por allí. Entre aquellas preciosas calles había una terraza en la que nos gustaba parar a picar algo, entre el sonido de las campanas de la iglesia, el paseo hipnótico que producía la gran masa de viandantes al pasar y bien acompañados de una cerveza belga, daban ganas de que no pasaran los minutos. Es una ciudad con tanta energía y movimiento.

    A lo que iba, conocíamos al cocinero y cuando íbamos a comer nos recomendaba el plato que consideraba más rico del día, así que después de muchos mejillones al vapor con las frites (patatas cocinadas en grasa de buey), deliciosos costillares doraditos, los cartuchitos de frites (más grasas para el body), las frikandel, los magníficos quesos y chocolates (lo mejores del mundo, maravillosos Godiva) pues terminamos pidiendo un tagliatele a la bolognesa y una mousse de chocolate y café, por si no estábamos cansados de tanto chocolate. Dos platos sencillos pero magníficos, riquísimos, la salsa bolognesa era un espectáculo para los sentidos.

    Desde entonces busqué una receta de boloñesa que se pareciera a la impronta que aquel plato había dejado en mi memoria olfativa y gustativa. En definitiva, estudiando un poco descubrí que la boloñesa original no usa aceite de oliva sino panceta, y no usa mezcla de carnes solo carne de buey, quizás con eso de que los belgas usan la grasa de buey para freír patatas también la usan para otras elaboraciones. Aunque no esté tan claro que sean procedentes de buey.

salsa, tomate, sal, boloñesa, carne, sal, albahaca, sin gluten


Personas: 4
Tiempo: 45 minutos (sin hacer la pasta)
Dificultad:


SALSA BOLOÑESA

Ingredientes:


   150 gr de carne picada de cerdo
   150 gr de carne picada de ternera
   1 cebolla
   1 zanahoria
   1/2 penca de apio
   2 tomates grandes maduros
   1/2 taza de vino blanco
   La puntita de una cucharilla de azúcar
   1/2 taza de nata líquida para cocinar
   1/2 cucharada de mantequilla
   Hojas de albahaca fresca
   Pimienta
   Sal  
   Aceite de oliva suave

Preparación:


1.- Pica en brunoise pequeña la zanahoria, la cebolla y el apio.
2.- En una sartén pon el aceite y la mantequilla. Dorar la carne a fuego fuerte (originariamente en trocitos como el tartar y cortada a cuchillo)
3.- Reduce el fuego y añade la zanahoria, la cebolla y el apio hasta que se cocinen.
4.- Añade el vino, que sea de buena calidad puede ser tinto, salpimenta. Deja reducir 5 minutos y añade el tomate limpio y triturado, la albahaca picada y una pizca de azúcar para corregir la acidez del tomate.
5.- Cuando reduzca parte de la salsa, agregamos la nata (leche fresca en la original), damos un hervor y a usar.

Que aproveche!!!