martes, 17 de diciembre de 2013

HUEVOS ROTOS

    Buenas, buenas... Hoy teníamos ganitas de huevos con patatas, la cosa más fácil del mundo, pero se me ocurrió hacer unos buenos Huevos Rotos, ummmhhh... como los de Casa Lucio, pero sin cocina de carbón, claro, con sus huevos medio hechos y su jamoncito. Evidentemente no son los mismos...:p

    No en todas partes se pueden comer unos buenos huevos rotos... por experiencia, porque suele ser lo que pido cada vez que salgo últimamente, repreguntando al camarero si me los hacen aparte.

    Aunque no son muy típicos de mi tierra están tan ricos que cuando no sabemos que comer tocan huevos rotos. Son muy fáciles de hacer pero como para todo hay que tener ganas y arte, jijiji, por estas tierras del centro y del norte nos dicen que no se les añade nada, patatas y huevos y se acabo, pero es que a mi me gustan con jamón serrano. Así que yo os dejo mi receta y ya vosotros vais probando, quitando o poniendo (el chorizo y la chistorra también son un buen acompañamiento).

    Por casa tienen mucho éxito porque no es la forma tradicional de comerlos, en Málaga son patatas con huevo y aunque sean los mismos ingredientes, no es la misma forma, todo tiene su técnica.

    En fin, como creo que no hay algo más bueno ni más fácil hoy tocan Huevos Rotos.

    Ala, y a disfrutar de las cosas sencillas de la vida.
   


huevos, patatas, jamón, aceite de oliva, huevos rotos

 2 personas o como otro plato para picar
 Tiempo: 15-20 minutos
 Dificultad: Fácil

HUEVOS ROTOS

Ingredientes:


     -3 huevos (mejor blancos, mejor de gallinitas de corral)
     -2 patatas medianas
     -3 o 4 lonchas de jamón serrano fino
     -Sal y aceite de oliva.

Elaboración:


1.- En una sartén onda y grande (parisien), se pone bastante aceite, las patatas deben tener espacio en ella. Ponemos a calentar a fuego muy alto.
2.- Pelamos y lavamos las patatas y las cortamos como para freír, os recomiendo pedir patatas blancas para guiso y no de freír, porque quedan más blandas por dentro y menos crujientes, resultando más ricas para los huevos rotos. Las freímos cuando el aceite esté muy caliente. Las cocinamos a fuego fuerte unos minutos o hasta que obtengáis la textura que deseéis.
3.- Al mismo tiempo, en otra sartén sin aceite y también a fuego fuerte añadimos el jamón, cortado con las manos en trozos grandes, el jamón que no esté especialmente curado y cortado fino, un par de minutos que no se ponga rígido ni duro. Lo reservamos.
4.- En la misma sartén del jamón ponemos un poco de aceite y 3 huevos dejando que se peguen unos a los otros, un par de minutos.
   Sacamos las patatas, les ponemos un poco de sal, los huevos encima y después el jamón. Cortamos los huevos y a comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda, sugerencia, o simplemente quieres añadir o decir algo, hazlo aquí: