martes, 22 de julio de 2014

PISTO MALAGUEÑO

   Pisto, alboronías, xanfaina, tumbet, fritada, pisto manchego, distintos nombres y versiones para algo que tiene el mismo fundamento pero con tantas versiones como cocineros lo elaboren. Un plato elaborado con productos de la huerta al alcance de todos, aunque tradicionalmente el pisto siempre se elabora en época veraniega porque estas verduras están de temporada, dígase en su mejor momento. Como tradicionalmente en casa el pisto se come cuando las vetuallas (verduras) empiezan a brotar, desde final de la primavera hasta final del verano, siendo, si es posible, hacerlo al aire libre.

   No solo se hace en España, también Francia tiene su propio pisto, la Ratatouille, aunque todos con la base que nos proporcionó la cultura andalusí (alboronías), donde está su origen.

   Un plato mediterráneo, elaborado con tomate y pimiento y con las incorporaciones actualizadas como la cebolla, el calabacín, la berenjena, las patatas y alguna que otra proteína como alguna viandas o huevo.

    En el Sur cocinamos el Pisto con patatas, normalmente muy laborioso porque todo se hace por partes, el pimiento y la cebolla, luego se cocina la berenjena, después se une todo y se fríe con el tomate, se pochan las patatas y se fríen los huevos. Lo cierto que hasta que llegué a la Mancha no descubrí lo fácil que podía ser hacer un pisto. Así que esta es una de las muchas de versiones que puede tener un pisto.


Para 4 personas
Dificultad Media
1 hora

PISTO GLUTEN FREE

Ingredientes:

- 1 berenjena o un calabacín
- 2 pimientos verdes o uno rojo y otro verde
- 1 cebolla
- 5 tomates maduros
- 2 patatas nuevas medianas
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal
- Pimienta recién molida
- Una pizca de azúcar
- 1 o 2 dientes de ajo
- Unos huevos

Elaboración:



1. Pica todos los ingredientes, personalmente los corto en brunoise mediana, pero al gusto del consumidor.
2. Ponemos en una cazuela abundante aceite de oliva, a fuego medio. Sofreimos el ajo a fuego bajo Pochamos la cebolla con el pimiento, fuego suave, moviendo de vez en cuando y dejando pochar despacio. 

               

2. Sacamos el pimiento y la cebolla y ponemos las berenjenas, cocinamos de la misma forma y reservamos.


3. Pochamos igualmente las patatas, también en daditos, sacamos cuando estén tiernas y les ponemos sal.
 4. Quitamos el aceite sobrante y añadims el tomate limpio y triturado y sofreímos junto al pimiento, la cebolla y la berenjena y dejamos cocinar despacio. Deja cocinar por espacio de media hora o hasta que se cocine el tomate.
5. Agrega el azúcar, la sal y la pimienta si lo deseas.
6. Añade las patatas pochadas y calienta.
7. Fríe los huevos y pon encima del pisto. Sirve.