lunes, 14 de julio de 2014

BOQUERONES EN VINAGRE

   A veces, me hago consciente de lo que me gustan las cosas sencillas, creo que Málaga es zona de cultura gastronómica en su estado puro de minimalísmo, !alucinante!. También Cádiz, que no me quiero olvidar. Y también, me hago consciente de que es lo que más me apetece degustar en verano. Qué alegría tiene el mar y que alegría produce estar cerca del mar.
   Hoy el post de un plato sencillo sin igual, Boquerones en Vinagre para picotear que es como degustar el mar en su pleno apogeo. Unos boquerones blancos malagueños tan típicos, nada está cocinado excepto los boquerones que se cuecen por efecto del vinagre. A los malagueños nos llaman "Boquerones", por algo será...
   Ayer tocó Lunch que fue domingo y por costumbre nos levantamos lo más tarde que podemos (el nene nos levanta máximo a las 10.00 horas, pero es genial)
  Cocina Fácil sin Gluten me ha ayudado mucho con el pan rápido de microondas (6 minutos exactos en tener pan recién hecho de sésamo y pimienta rosa recién molida, ésta a mortero, claro, que se hace masa) ayer no tenía pan sin gluten, peor error, levantarse sin pan, pero me acordé del pan sin gluten de microondas que había publicado Famalap y me hice a ello. Gracias :P


4-6 personas
2 horas "entre pitos y flautas"
Fácil

BOQUERONES EN VINAGRE

Ingredientes

- 1/2 kilo de boquerones malagueños (blancos y brillantes)
- Vinagre (el que admita)
- Aceite de oliva virgen (el que admita)
- Unos dientes de ajo
- Sal

Elaboración

   Comenzamos limpiando los boquerones, con cuidado de no estropearlos. Mientras más grandes sean mejor. Yo separo los dos lomos, aunque no es lo habitual, lo hago para quitar la pequeña aleta de enmedio.
   Desangramos bien los boquerones con abundante agua fría y cambiando repetidamente el agua.
   Cuando el agua esté clara los escurrimos.
   Cubrimos con vinagre los boquerones y dejamos 1 hora aproximadamente en la nevera cubierto con el vinagre y tapado, mejor usar un tupper para este proceso. Los boquerones deben de quedar muy blancos, si no están blancos y necesitan más tiempo los dejamos un poco más.
   Escurrimos el vinagre y en un recipiente aparte vamos poniendo los boquerones con la piel hacia abajo. Lo importante es que cada capa de boquerones la cubriremos con aceite de oliva.
   No sé si pasa en el resto de los sitios, pero aquí, en mi pueblo todos los bares y restaurantes que sirven boquerones tienen el etiquetado de que previenen el Anisakis a través del congelado y yo también tengo la costumbre de hacerlo congelando en este momento los boquerones de 24 a 48 horas.
  Transcurrido este tiempo, sacamos del congelador, y aliñamos con sal, perejil y ajo. Yo en este caso no puse perejil pero habitualmente lo hago. 
   Ya tenemos un platillo lleno de vitaminas para degustar antes del almuerzo, yo hoy me los comí en plan Lunch, pero da igual, porque están buenos a todas horas.