jueves, 17 de julio de 2014

HELADO DE MOKA CON CARDAMOMO SIN GLUTEN

   El café Moka es uno de los preferidos para mí, nunca tomo café pero la Moka es especial, eso de mezclar café, chocolate y leche vaporizada es digno de mención en cualquier blog.
   No lo suelo hacer en muchas ocasiones, no tengo ya costumbre de tomar café, pero fuí muy aficionada. 
  Para reiterar en la receta, me regalaron un café traído directamente de Costa Rica y no podía perder la ocasión de usar un café tan bueno como éste. Huele a café de verdad, del que comprábamos antes en casa, que pena que el café haya perdido tanta calidad en los últimos años, !vaya! como el pan. Ahora para tomar un buen café en "italiana" o Lavazza o no hay café, lo demás es otra cosa distinta al café.
  Tenía muchas ganas de hacer este helado, pero no recordaba como lo hacía antes así que, nuevos experimentos. Me encanta, son los mejores días de la semana, cuando tengo que experimentar porque no recuerdo una receta o porque quiero probar nuevos ingredientes es como empezar de cero, recordar olores, sabores... es lo mejor y más divertido.
   La cocina termina como "el rosario de la aurora" pero, no importa el procedimiento cuando los resultados son geniales como en este caso. Tengo complejo de química...
    Para mí lo primordial de esta receta es encontrar el punto exacto en que el chocolate y el café se encuentran y no predominan uno sobre otro, pero bueno no siempre se alcanza, sobre todo por la calidad y cantidad de café, de todas formas, queda genial.
     En esta ocasión usé azúcar moreno, que parece dar más intensidad al color del chocolate, cuando uso azúcar blanca el color se parece más al café.
   

    Hoy es de los típicos días en que llegas a casa y te encuentras en que se han comido tu foto, así que he salido al rescate a por un poco y os lo puedo enseñar... :D

HELADO DE MOKA SIN GLUTEN

Ingredientes

350 ml de leche entera
150 ml de leche evaporada
60 gr de chocolate negro 70% de cacao sin gluten
200 ml taza de café fuerte
100 gr de azúcar moreno
1 ramita de canela
2 huevos
3 semillas de cardamomo verde

Elaboración

   Fundimos el chocolate al baño María, cuidado de no quemarnos. También podemos fundirlo en el microondas con cuidado de que no se queme, a temperatura media y poquito tiempo, revisando de que no pierda brillo así el chocolate perderá menos propiedades y tendrá mejor sabor.


    Hacemos un café cargado. Reservamos. Costa Rica Kaffee!! que me sabe a gloria, jeje.



   Mezclamos los dos tipos de leche y el café, ponemos al fuego y hervimos con las semillas de cardamomo, sin triturar ni machacar, es sobre todo para darle un punto y la canela, cuando hierva retiramos las semillas.


   Separamos claras y yemas de los huevos. Batimos las yemas con el azúcar hasta que estén espumosas, cuando el chocolate se haya templado lo agregamos a la mezcla. 
    Añadimos las yemas, el azúcar y el chocolate a la leche, no paramos de remover. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.  


   Montamos las claras de huevo a punto de nieve, principalmente, para que no se cristalice el helado y añadimos a la mezcla cuando ya esté fría. Integramos bien.




   Metemos en el congelador, antes de servir sacamos unos minutos antes para poder manipular y servir bien. No encuentro mi cuchara de helados... tanta organización y el calorcito del verano me tienen un poco atosigada ... 
   Podemos decorar con unos granos de café o cacao en polvo, unas hojitas de menta, etc.