miércoles, 23 de julio de 2014

BUÑUELOS FRITOS SIN GLUTEN

  El post de hoy llega tarde, pero es que es el desayuno tardío de los coínos, al menos en mi casa.
 ¿Qué decir de los buñuelos? Plato simple por excelencia, esto sí que es típico coino, no probaréis estos buñuelos en muchos sitios más, creo que son de la comarca solamente, yo, al menos, nunca los he comido en otro lugar, si buscáis por internet los buñuelos son otra cosa muy, muy distinta, nada que ver. 
  Llevo más de un año sin probarlos y cuando los hacen en casa para merendar, con gluten, claro, solo puedo pensar en cuándo me podré dar un atracón..., pues hoy a tocado probar SIN GLUTEN.
  Recomendación para los que visitéis Coín, los mejores Buñuelos Con Gluten son del Bar La Viuda, un desayuno o merienda bastante calórico, pero fantástico, es para el café o el chocolate caliente, aunque con un cacao tampoco está mal.
  Vuelvo a repetir no es el buñuelo como el que conocéis, no lleva rellenos ni demás ni se cubre con nada, es masa de pan hueca y frita, crujiente y salada, que está deliciosa, eso sí, se comen muy calientes para que sean crujientes, aunque si esperáis un poco a que enfríen están igual de buenos, menos crujientes pero muy ricos y para mojar son deliciosos. Este plato junto con los churros atados con junco son los que llenan Coín los fines de semana por la mañana.



BUÑUELOS SIN GLUTEN

Ingredientes:

250 gr de harina panificable Schär Mix B
1/2 vaso de agua caliente
1/2 taco de levadura fresca sin gluten
Sal
Aceite de oliva virgen

Elaboración:

    Lo primero deshacemos la levadura en un bol.


    Añadimos un poco de agua y disolvemos por completo.


    Agregamos la harina y la sal, mezclamos.


    Vamos añadiendo el resto del agua hasta conseguir una masa de consistencia similar a la masa de una pizza, elástica y no pegajosa, añadimos más agua o harina según la necesidad.


    Dejamos reposar una media hora la masa cubierta con un trapo.
    Una vez la masa haya subido, haremos bolas y estiraremos como si fueran mini pizzas, deben medir entre 8 y 10 cm y deben ser finas, no como papel, pero finas.


    Calentamos el aceite a fuego fuerte, vamos a freír. Cuando el aceite esté muy caliente vamos friendo las tortas de masa. Dejamos unos minutos y damos la vuelta, deben quedar como globos hinchados.


    Sacamos y escurrimos sobre papel absorbente. Ahora a desayunar que se enfrían... jejeje