miércoles, 21 de mayo de 2014

MEJILLONES AL VINO

   Bueno, hoy NO hacemos mejillones al vapor, son fáciles y están deliciosos, secreto: sacarlos cuando justo abran. Después estrujamos limoncito, pimienta, sal y a zampar. Sencillo, limpio, toda una experiencia, ya no os digo nada si son unos de esos pequeños de Galicia que están de vicio.    
    Hoy mejillones al vino, no creáis que voy a lo fácil, no. Es que últimamente probé mejillones en un restaurante y creo que no los habían cocinado nunca, en serio, duros, secos, sin laurel, sin sal, sin limoncejo, nada, no tengo ni idea de como los cocinaron pero no era normal, así que me fui a buscar unos mejillones maravillosos y superfrescos (o sea, bien cerrados) y decidí hacer este post por si en el restaurante donde los pedimos tienen la feliz idea de buscar alguna receta de mejillones por Internet. No tienen nada de hacer y no será necesario pagar mejillones a precio de ostras.
   En Bruselas plato nacional, la olla de mejillones con su correspondiente fuente de patatas fritas cocinadas en manteca y no os creáis las recetas de mejillones a la belga que veáis por internet, en Bruselas son todos iguales, cocidos en verdura deshidratada y manteca o mantequilla, no hay más.
   En España cuando encontramos buenos mejillones hacemos lo correspondiente, cocinarlos a lo grande, de lo más tradicional y más rico. Por supuesto, otro alimento sin gluten.

 
Para 4 personas
10 minutos
Fácil
 
MEJILLONES AL VINO   
 
Ingredientes:
 
- 2 kg de mejillones
- 7-8 dientes de ajo
- 1/2 vaso de vino blanco (un Albariño queda genial)
- El zumo de un limón
- Sal
- Aceite de oliva virgen
 
Elaboración:
 
    Limpiamos los mejillones, quitamos todas las impurezas, en esto si se tarda un poquito. Más de los 10 minutos mencionados.
    Picamos el ajo en laminas y los freímos en un poco de aceite de oliva, cuando el aceite tome olor introducimos los mejillones limpios y enjuagados. Movemos la sartén un poco, regamos con el vino, ponemos sal, tapamos 2 minutos y dejamos que se abran. Retiramos la tapa regamos con zumo de limón y retiramos del fuego. Ala. Mira que fácil y que bueno.
    Si los dejamos más tiempo los mejillones se deslucen y ya no saben igual, aunque no estén vivos al cocinarlos tienen que estar como si lo estuvieran.:D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece decirme algo, hazlo aquí: