jueves, 19 de junio de 2014

PROFITEROLES SIN GLUTEN

   Anoche tocaban Profiteroles sin gluten. Los Profiteroles sin gluten son toda una alegría, prácticamente como los Macarrons, madre mía que tormento, seria que no tenía el día bueno, después del mediodía me ponía manos a la masa con los dichosos profiteroles.
   Primera hornada como la receta del Libro Masterchef pero sin gluten con panificable Mix B Schar, un desastre, puse en el horno a 220ºC, crudos por dentro, quemados por fuera. No me dí cuenta de que pasaría a esa temperatura, aunque fuera evidente, es importante comprobar las recetas.
   Segunda hornada, empiezo a experimentar, parecen setas con sabor a huevo y demasiada sal, muy canijos. Si les pongo un nogmo al lado, da el pego, jajaja.
   Tercera hornada, ahora si que los hago yo según lo que me pida la masa, a ver que pasa. No porque yo hiciera lo que me diera la gana, supongo, la tercera hornada ha salido bien, no os digo perfecta no es como esos profiteroles crujientes de trigo, que va, pero son semi huecos por dentro, son crujientes en la superficie (unas horas, pocas); son suaves, aunque lleven mucha harina, de momento lo más parecido a un profiterol clásico sin gluten que he conseguido.
   Y parecían tan fáciles... pues no, no lo son.


PROFITEROLES SIN GLUTEN

Ingredientes

120 ml de agua
65 gr de mantequilla
120 gr de harina Mix B Schär sin gluten
1 huevo M
Una pizca de sal

Elaboración

1. En un cazo ponemos el agua, la mantequilla y la pizca de sal.
2. Tamizamos la harina para que resulte más ligera y uno se hagan grumos a la primera.
3. Precalentamos el horno a 220ºC.
4. Cuando el líquido comience a hervir quitamos del fuego, removemos la mantequilla que no se haya deshecho e incorporamos la harina de golpe, movemos muy bien hasta que se haya convertido en una bola de masa que se despega del recipiente.


5.  Dejamos atemperar, en unos minutos, la masa estará casi fría.
6. Incorporamos un huevo y mezclamos muy bien, hasta que se integre en la masa.


7. Ponemos usar una manga pastelera, la mezcla será solida pero muy pegajosa.
8. Preparamos la bandeja de horno poniendo Silk-Pad encima, o papel de horno y hacemos nuestras bolas, del tamaño de una nuez y procurando que todas sean iguales.
9. Bajamos la temperatura del horno a 180ºC y horneamos, en mi caso han sido unos 18 minutos, pero depende del horno, ya estaban casi listos.
10. Sacamos los profiteroles de horno y hacemos un corte (por donde los vamos a rellenar) los metemos unos minutos más en el horno, sobre 5 minutos, objetivo: que salga en vapor y sean más crujientes por fuera.


   11. Dejar enfriar antes de rellenar.

   Yo en este caso los he rellenado de nata montada con azúcar y les he puesto una crema de chocolate con nata, mantequilla y un poco de azúcar, aunque se pueden rellenar de cremas, mermeladas y cubrir con azúcar glas o cualquier otra cosa apetitosa. Si los hacéis salado podéis rellenarlos de quesos, embutidos, sobrasada o lo que se nos ocurra.