martes, 8 de abril de 2014

BACALAO CON TOMATE

    El bacalao con tomate es uno de esos platos sencillos, de madres, ese que siempre aparecía por Cuaresma o en Semana Santa y se metía en la nevera para que la cocina no fuera un impedimento para disfrutar de los días de vacaciones, aunque lo cierto es que en casa se hace cualquier día y en cualquier momento, un plato simplemente delicioso y sencillo que no te llevará mucho tiempo y que es de lo más simple. 

    Si vas desalar el bacalao, en este enlace encontrar la fórmula pero ya en muchos comercios lo encontrarás desalado o al punto de sal. 

    Si no es tiempo de tomates opta por un tomate triturado y envasado de buena calidad, estará riquísimo también, agrega a última hora un chorreón de tomate frito para licuar y dar color a la salsa.

   Eso sí, desde Despeñaperros (como aquel que dice) hacía arriba fríen ligeramente el bacalao rebozado en harina, de Despeñaperros hacia abajo el bacalao desalado va con un leve guiso en el tomate y desmigado. Este, cómo no, es el que se hace en casa de toda la vida así como en muchas casas andaluzas, en definitiva, alta cocina de campesinos.

    Haz una salsa de tomate rica y tendrás un plato excepcional, rápido, nutritivo y muy fácil.


Para 4 personas
45 minutos-1 hora
Dificultad Media


BACALAO CON TOMATE



Ingredientes:


- 500 gr de bacalao salado
- 1 kg de tomates maduros
- 1 cebolla mediana
- 2 dientes de ajos
- 3 cucharadas de aceite de oliva virgen
- 1/2 cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de sal

Elaboración:


1. En primer lugar elegimos el bacalao, si es para desalar tendremos que esperar, si es ya desalado lo pondremos a escurrir.

2. Pon en una cazuela el aceite con el ajo laminado. Agrega la cebolla picada en brunoise pequeña y pocha bien hasta que casi esté transparente, a fuego medio para que no se queme.

3. Puedes escaldar en agua hirviendo los tomates con un corte en cruz en la base, sumérgelos algo menos de un minutos y pásalos a un baño con hielo después, para pelarlos fácilmente. Trocea pequeño y agrega a la cebolla pochada. Si no es temporada de tomates usa un tomate triturado envasado de buena calidad.

4. Deja freír el tomate, serán unos 20 minutos. Puedes añadir unas hojas de albahaca picadas o una hoja de laurel. Sal y 1/2 cucharadita de azúcar.

5. El tomate pierde el agua y entonces ponemos el bacalao desmigado, los trozos como te gusten, y dejamos cocinar a fuego alto para que se evapore el agua que suele desprender el bacalao, una vez retirada el agua ponemos tomate frito envasado para rehidratar un poco la mezcla.

    Es bastante simple pero está ideal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda, sugerencia, o simplemente quieres añadir o decir algo, hazlo aquí: