martes, 30 de septiembre de 2014

ROLLITOS DE ARROZ CON LANGOSTINOS Y VERDURITAS SIN GLUTEN

   El resultado de este rollito es sorprendente, todo el mundo se encuentra con algo que no se espera y así lo cuentan. Os aseguro que he pensado lo de poner esta receta, porque es uno de mis grandes secretos, pero después he pensado, un plato como este que no puedan probar los demás, es un absurdo. Así que lo disfrutéis y lo hagáis en casa. Es una receta mezcla entre asiático y árabe y siempre he triunfado con ella. Ojo yo llevo más de 14 años haciéndola, aunque os puede salir incluso más buena, jejeje.
   Para las obleas de arroz he usado siempre las de la marca Lion Brand, además desde hace un año que no puedo comer gluten ni soja y me aseguraron que estas no llevaban ni gluten ni soja ni huevo. 



Para 4 personas
Tiempo, al menos, una hora
Dificultad media

OBLEAS DE ARROZ THAI CON LANGOSTINOS Y VERDURITAS SIN GLUTEN

Ingredientes

- 16 hoja de papel de arroz
- 5 zanahorias medianas
- 2 pimientos verdes
- 1 Cebolla
- 16 langostinos
- 12 champiñones medianos
- Un puñado de dátiles
- Cardamomo
- Pimienta rosa
- Canela en rama
- Canela en polvo
- Curry en polvo sin gluten
- 2 hojas de laurel
- Pimienta negra recién molida
- Sal
- Aceite de oliva virgen

Elaboración

    Vamos a pelar los langostinos y con las sobras y las cabezas haremos un caldo que lleva eso, las sobras, 2 hojas de laurel, 2 de las zanahorias sin pelar, solo lavadas y troceadas, sal y pimienta negra recién molida, podemos añadir una cucharada de aceite de oliva. Hervimos e infusionamos después tapando por el tiempo de cocinado del resto de ingredientes. Reservamos las colas de los langostinos.


     Lavamos, pelamos y picamos toda la verdura, en trozos lo más pequeños que podamos. Salteamos a fuego lento durante unos 20 minutos.





     Durante la cocción añadimos unas ramitas de canela, agregamos las especias, la pimienta rosa machacada en el mortero y el cardamomo, la canela en polvo y reservamos el curry para el último momento para que no se queme. Añadimos el caldo que hicimos con las cabezas de langostinos, que debemos estrujar bien para extraer toda la sustancia.
      Picamos los dátiles y los dejamos para el último momento, no es preciso que se cocinen mucho.
      Dejamos reposar y vamos a por los rollitos.
     Yo los envuelvo de la siguiente forma y poniendo el aceite a calentar (debe estar muy caliente) es importante freirlos justo cuando están recién hechos y que no se peguen los unos a los otros porque se desharían.
    Primero los ponemos en agua templada caliente, Que cojan cierta soltura para poder manipularlos. 


    Pongo un trapo limpio o en la mesada de silestone. Ponemos la masa sobre la oblea de arroz, como una cucharada colmada.

 
      Envolvemos.


       Plegamos de un lado y de otro.



     Enrollamos.



      Y por último freímos y servimos. Probadlos y me contáis, los sabores son espectaculares. Espero que os guste.
       No los peguéis al terminar de cocinarlos, las obleas de arroz son extremadamente delicadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece decirme algo, hazlo aquí: