lunes, 27 de octubre de 2014

ASADO DE COSTILLAS CON MOSTAZA PICANTE Y MIEL... SIN GLUTEN

2º DÍA: PROTAGONISTAS DEL DÍA, LAS MASAS CON GLUTEN

     El repertorio se extiende: más horno, más masa, más gluten, aún así lo importante después del esfuerzo  y el cansancio, es que soy feliz con la decisión que he tomado, hacía mucho tiempo que no notaba esta sensación, de ello hace ahora 5 cinco años, imaginaos tomar las riendas de vuestras vidas, pues es esa la sensación que tengo ahora mismo.
    Clase del día: Empanada con masa de pan y Quiches con masa quebrada, además aprendí a cortar una cebolla de verdad y no como siempre las he cortado, !chachi!, esto promete, de momento, haciéndome amiga del cuchillo cebollero de 22 cm, aunque a este no quiero cogerle mucho cariño porque me tengo que buscar uno propio, se admiten consejos.
     Oficialmente sé hacer maravillosas masas con gluten, pero con las que me peleo en casa son con las SIN.
    Me siento como una niña con un juguete nuevo y es que es apasionante estar en una cocina trabajando y sintiendo que es el lugar donde quieres estar, por lo menos, en ese momento exacto, aunque, de momento, me sienta un poco ridícula con el uniforme de cocinera y con el gorro francés y es que os aseguro que jamás me sentaron bien los gorros, hay caras que lo permiten todo, pero la mía no es una de ellas.
    Y claro, no satisfecha con que a mi grupo nos tocara limpiar una cocina de unos 100 metros cuadrados, llegué a casa y me volvía a meter en la cocina, cosa de locos, gracias que no nos tocó hoy dar servicio de cocina, sino aún no hubiera salido de allí.
     Segundo día y yo con hambre, al menos para el almuerzo me pude comer el pan sin gluten que hice gracias a Nuria y sus amigas. Siempre el jamón serrano, el tomate y el aceite  dan cierta vidilla.
    La cocina olía a cebolla caramelizada, morcilla, bechamel, frutas, quesos gratinándose... qué maravilla. Elegimos empanada con bechamel de cebolla, morcilla y pera conferencia, según mis compañeros muy rica, yo me limito a olerlas. Así que era necesario entrar en la cocina y hacer algo que me llenara la barriga para la cena, yo como siempre... ains, ya podía haber dejado hecha la cena, pero os prometo que no me quedan horas al día para tanta actividad, ya sabéis las que hacéis de super mamás todos los días.
      Eso sí, ya había dejado macerando la noche antes el costillar con zumo de limón y ajo, le suele quitar algo de jugo porque se cuece en el limón, pero después se deja menos tiempo el costillar en el horno.


Para 2 personas 
10 minutos+ 30-35 minutos horneado
Dificultad Fácil

ASADO DE COSTILLAS CON MOSTAZA PICANTE Y MIEL SIN GLUTEN

Ingredientes:

- 600 gr de costillar
- 2 manzanas verdes
- 2 mazorcas de maiz
- 2 cucharadas de mostaza de Dijon
- 3 cucharadas de miel
- Sal
- Pimienta negra recién molida
- 1/2 vaso de vino blanco
- Un chorreón de aceite de oliva virgen
- 3 dientes de ajo
- El zumo de un limón

Elaboración:

     Ponemos a macerar la noche anterior la costilla con el zumo de limón y los dientes de ajo en láminas, yo tuve suficiente con 1 diente de ajo, ¿no os parece que los ajos ahora son más grandes o es que yo me lo imagino?. Este paso es opcional, si no queréis no tenéis porque hacerlo.
       Preparamos una bandeja para horno, ahora no dispongo de mis Pirex pero es lo mejor.
       Precalentamos el horno a 200ºC.
       Limpiamos la carne y cortamos en 4 trozos similares, salpimentamos por ambos lados y ponemos en la bandeja del horno. Incluimos las manzanas verdes troceadas, que no sean trozos muy pequeños y las mazorcas de maíz, enteras.


    Añadimos el vino, el aceite. Preparamos una mezcla con mostaza de Dijon (la que he usado era bastante picante) y la miel hasta conseguir una masa homogénea. Pincelamos la costilla, el maíz y la manzana con la mezcla.   


    A los 20 minutos aproximadamente de tener la carne en el horno ponemos a gratinar, doramos, extraemos la bandeja y damos la vuelta, untamos con la mostaza-miel anterior y gratinamos. Una vez gratinado por ambos lados podemos sacar del horno para que no se quede la carne demasiado seca.

 
     A esto le llamo yo, una cena ligerita... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te apetece decirme algo, hazlo aquí: