jueves, 3 de septiembre de 2015

GALLETAS SABLE CON GLASA AL AGUA SIN GLUTEN

  Volvemos a la rutina... parece mentira que haya pasado el verano, los chicos empiecen el cole ya, se avecinen los cumpleaños, los deberes, las reuniones escolares y "date prisa, que otra vez llego tarde". A veces en lo cotidiano encontramos la felicidad, pero la rutina se termina haciendo insoportable. Va llegando la época de galletas... porque "las galletas son para el Otoño"... jejeje.
  Las galletas sable pertenecen al grupo de masas friables, y qué es esto, pues las masas friables o no gomosas, son masas que una vez horneadas son terrosas pero suaves gracias al efecto de la mantequilla o la grasa. Si hacemos galletas sable sin gluten nos encontramos con la delicada conyuntura de que los preparados de harinas sin gluten suelen llevar algo de levadura o bicarbonato, así que además conseguimos una galleta más esponjosa (no siempre llueve a gusto de tod@s)
    Son fáciles de hacer y no tenemos problema en cuanto al amasado pues la harina sin gluten no se volverá demasiado quebradiza aunque amasemos más de la cuenta, pues en este caso al no llevar gluten, desaparece la mecánica de la elasticidad.
    En cuanto a la glasa se puede usar glasa real, en este caso es mucho más seguro usar claras pasteurizadas para eliminar cualquier problema sanitario, nosotros hoy usamos glasa al agua.
      Otras masas friables las podéis ver en el siguiente enlace:
Tarta bretón con crema de vainilla suave y frutas
Tartaletas de masa brisa con cebolla caramelizada y queso de cabra
Masa brisa

  Para hacerlas con gluten, usa harina normal y solo un huevo para esta cantidad de harina.


Para medio kilo de galletas
Fácil

GALLETAS SABLE CON GLASA AL AGUA SIN GLUTEN

Ingredientes:

- 250 gr de harina Proceli o Beiker (salen distintas)
- 125 gr de azúcar glas
- 125 gr de mantequilla sin sal
- 2 huevos M
- Sal

Para la glasa al agua:

- 150 gr de azúcar glas
- Agua

Elaboración:

1. Cortamos la mantequilla en dados de 1.5 a 2 cm.
2. Tamizamos la harina y ponemos en un bol. Agregamos la mantequilla y mezclamos  con la harina con ayuda de los dedos hasta conseguir que no queden grumos de mantequilla.


3. Agregamos el azúcar glas y mezclamos. Mejor si hacemos nuestra propia azúcar glas, para evitar el gluten. (Thermomix, batidora, molinillo...)


3. Batimos los huevos con la sal. Agregamos a la harina y mezclamos.


4. Cuando tengamos una masa homogénea tapamos con film y metemos en la nevera 1 hora aproximadamente.
5. Precalentamos el horno a 200ºC. Cuando la masa esté fría, extendemos en la encimera harina sin gluten y extendemos la masa con un grosor de un centímetro y medio. Cortamos con un cortapastas la masa. 


6. Ponemos en una bandeja de horno y horneamos durante 20 minutos o menos si observamos que están cocinadas. Sacamos y dejamos enfriar.


7. Hacemos la glasa al agua. Ponemos en un cuenco el azúcar y vamos añadiendo agua muy poco a poco hasta conseguir una pasta manejable para decorar nuestras galletas. Podemos usar algún colorante sin gluten (la ficha técnica de los colorantes Wilton indican que no llevan gluten)
8. Cuando las galletas estén frías ponemos un poco de glasa encima y dejamos que se solidifique durante un rato, que dependerá de la cantidad de agua usada. Yo uso una cucharita para añadir el agua al azúcar y así controlo la textura.

 

Espero que disfrutéis de estas deliciosas galletas!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda, sugerencia, o simplemente quieres añadir o decir algo, hazlo aquí: