lunes, 20 de abril de 2015

TARTALETAS DE CEBOLLA CARAMELIZADA Y QUESO DE CABRA SIN GLUTEN

   Todavía no he abandonado las masas friables, sigo haciendo cositas, sobre todo porque me las piden los amigos, los vecinos..., lo cierto es que tienen más éxito de lo que yo esperaba, no me imaginaba que gustaba tanto esta masa, pero sí, una masa fina de sable o de brisa rellena o sin rellenar es todo un éxito, en forma de galletas, dulces o saladas, como tartaletas, como pastel salado, como pastel dulce, la verdad es que tiene multitud de versiones, tantas como las que nuestra imaginación nos permita.
     Vamos con la masa sablè, para estas deliciosas tartaletas SIN GLUTEN.


Para unas 12o 14 tartaletas, según tamaño (yo usé de 6 cm de diámetro)
Una hora
Dificultad Media

TARTALETAS DE SABLÉ CON CEBOLLA CARMELIZADA Y QUESO DE CABRA SIN GLUTEN

Ingredientes

- 250 gr de harina de la marca Beiker sin gluten
- 50 gr de azúcar glas
- 1 huevos XL
- 125 gr de mantequilla
- 1 gr Sal
- 4-5 cebollas medianas
- Aceite de oliva
- Azúcar para caramelizar
- Queso de rulo de cabra.

Elaboración

1. Cortamos la mantequilla en dados y mezclamos con la harina tamizada hasta que desaparezcan los grumos de mantequilla.
2. Agregamos el azúcar glas. Batimos los huevos bien con la sal y agregamos. Amasamos hasta obtener una masa homogénea. (si es harina CON gluten quitamos amasamos muy poco, lo mínimo para integrar todos los ingredientes)
3. Envolvemos la masa en papel film y metemos en la nevera, 45 minutos o una hora. Sacamos de la nevera y dejamos unos minutos reposar.
4. Mientras tanto cortamos en juliana entre 4 o 5 cebollas según su tamaño y ponemos a pochar con aceite de oliva y un poco de sal para ayudar en el proceso, cuidado que no se queme. Cuando la cebolla esté transparente añadimos unas cucharadas de azúcar y moviendo de vez en cuando dejamos que se caramelice.


4. Extendemos la masa sobre una superficie enharinada (harina sin gluten) y extendemos son un rodillo. No dejar una lámina muy gruesa pues después crecerá ya que la harina Beiker lleva un poco de gasificante.


5. Cortamos cuadrados de la masa sablè un poquito más grande que la tartaleta a usar y ponemos sobre la tartaleta, apretando un poquito desde el centro al exterior y quitando todo el aire. Una vez adaptada al molde pasamos el rodillo por la superficie quitando todos los restos de masa.


6. Pinchamos con un tenedor y cubrimos con una cápsula de papel (las de las magdalenas) o papel de aluminio. Ponemos encima un puñadito de garbanzos. 



7. Horneamos a 180-200ºC durante 10 minutos. Sacamos la bandeja del horno y quitamos los garbanzos y el papel usado, para que no pierdan la forma. Volvemos a meter en el horno 10 minutos o hasta que esté un poquito doradas. Comprobamos con un palito que estén totalmente cocinadas.


8. Por último sacamos de los moldes, rellenamos con la cebolla caramelizada. Ponemos queso de rulo de cabra encima y terminamos, bien quemando con un soplete o bien gratinando un poco en el horno.
Ya veis el resultado, ahora toca probarlas... jijiji. No os decepcionarán.


Buen provecho!!!