domingo, 26 de abril de 2015

DONUTS SIN GLUTEN

    ¿A quién no le gusta un donuts?
    Hace ya bastante que no como donuts, mucho, mucho tiempo. Siempre ha sido de mis dulces preferidos.
     El año pasado hice unas cuantas recetas de donuts, me puse a quitar y poner y terminaron saliendo unos donuts muy decentes, el problema es que la receta no era muy controlable y, a controlable me refiero a que no sabría si funcionaría igual a la siguiente vez, lo cierto, es que funcionó pero, no era exactamente lo que pretendía conseguir. No sé muy bien como explicarme, pero cuando tengo una masa en las manos quiero sentir el control de obtener lo que creo que tengo que conseguir y saber que es así y no de otra manera, he probado con máquinas en el lugar donde estudio pero incluso de esa forma no me ha gustado tanto el resultado. Al final, aunque las máquinas ayudan he descubierto que me encanta trabajar las masas con las manos.
     Estos son los donuts con gluten que yo recuerdo, el mismo sabor, muy esponjosos, blanditos como deben ser, y se ponen duros al día siguiente como los de verdad, además riquísimos... o es que los hecho demasiado de menos, pero estoy segura de que no es así.
   Pero esta sí, esta receta la controlo muy bien, y si se sigue la receta al pie de la letra salen siempre igualitos, esta receta no me provoca inseguridad y siempre me salen de la misma forma, pues llevo ya unas semanas liadas con los donuts y lo tengo claro.
  Me encanta aprender, y sobre todo, aprender de los errores, "de todo donuts se extraen cosas buenas", ahí va la receta.



Para 10-12 donuts
Dificultad media
Tiempo: Con reposos unas 2 horas.

DONUTS SIN GLUTEN

Ingredientes:
Para la primera masa:
- 70 gr de harina Mix B de Schar
- 20 gr de levadura de panadero fresca (10 gr si es liofilizada)
- 60 gr de agua tibia
Para la segunda masa:
- 180 gr de harina Mix B de Schar
- 200 gr de Maizena
- 50 gr de azúcar
- 50 gr de mantequilla
- 125 gr de agua tibia
- La punta de una cucharita de nuez moscada molida
- 1/2 cucharadita de ralladura de naranja
- 7 gr de sal
Para la glasa:
- 250 gr de azúcar glas
- 100 ml de agua
Para freir:
- Aceite de girasol

* Para que los donuts mantengan más tiempo la humedad usamos 1 o 2 cucharadas de miel para realizar la masa.

Elaboración:

1. Hacemos la primera masa disolviendo la levadura en el agua tibia y ponemos la harina de Schar, amasamos bien hasta obtener una masa elástica y homogénea, quedará blandita. Dejar reposar en lugar templado, sobre una media hora o hasta que duplique el volumen, si el día está frio tardará más.


2. Hacemos la segunda masa con todos los ingredientes, quedará algo líquida, mezclamos con la primera masa hasta obtener una masa pegajosa, amasamos mucho, hasta que se despegue un poco de la mesada, que se despegue solo un poco porque como os digo es una masa muy pegajosa. Dejamos reposar otra media hora o hasta que duplique su volumen, (importante dejar que se inflen)


3. Una vez reposada la masa estiramos con el rodillo dejando una masa de 1/2 cm de grosor, poner un poco de harina para estirar. Cortamos con un aro y hacemos un agujero en el centro, por ejemplo, con un descorazonador o un tapón de una botellita. Ponemos sobre una bandeja de horno cubierta con sild pack o papel. Tapamos y dejamos reposar, hasta que doble su volumen. Lo ideal es no añadir mucha más harina, solo la suficiente para que no se pegue a la mesada, a más harina más duros salen y menos esponjosos.


                       

4. Ponemos a calentar el aceite de girasol. Este es un secreto que me dio mi amiga Susana, cortamos el papel, rodeando los donuts y dejando cierto margen para manipularlos, pues posiblemente la masa se haya pegado al papel, sumergimos en el aceite caliente y ponemos aceite por encima del papel hasta que suavemente se despegue. Cuidado con los dedos, no os queméis.



5. En el aceite se inflarán todavía un poco más. Damos la vuelta. Sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente o sobre una rejilla.
6. Hacemos la glasa con el azúcar glas y el agua. Mezclamos bien y vamos metiendo los donuts aún calientes en la glasa, mojándolos bien y escurriendo posteriormente.



Espero que los disfrutéis. Yo suelo hacer la mitad de la masa, porque es una masa que endurece al día siguiente y porque no me puedo comer de una sentada tanto donuts, sin embargo si sois unos cuantos en casa podéis hacer la receta completa. Qué Aproveche!!!