martes, 15 de septiembre de 2015

MACARRONES CON BROCOLI AL ESTILO SILICIANO

    La primera vez que comí pasta al estilo siciliano fue preparada por una amiga ucraniana, de madre italiana, nunca había probado así la pasta ni el brócoli y estaba espectacular... de esto ya hace algunos años, más bien... muchos. La receta se quedo en mi memoria gustativa y en mi cocina porque está especialmente rica. 
   Hasta ahora nunca se me ocurrió publicarla porque estoy habituada a hacerla, pero cada vez que la hago siempre alguien me dice que la ponga en el blog, así que voy ha hacerles caso y la publico hoy.


Para 4 personas
Unos 35 minutos
Fácil

MACARRONES CON BROCOLI AL ESTILO SICILIANO

Ingredientes

- 500 gr de Penne o Macarrones estriados sin gluten
- 1 Brocoli mediano
- 1 cebolla grande
- 2 filetes de anchoa de buena calidad
- La punta de una cucharilla de azafrán
- 1 tomate muy maduro
- Aceite de oliva virgen
- Sal
- Pimienta
- Opcionalmente: un puñadito de pasas y otro de piñones

Elaboración:

1. Ponemos a hervir agua con sal en una olla y mientras tanto, cortamos el brocoli en ramitas. Enjuagamos y cuando el agua comience a hervir cocemos el brocoli, en 8-10 minutos estará listo.
2. Reservamos el agua de cocer el brocoli, pues en ella ponemos a cocer la pasta.
3. Picamos la cebolla y sofreímos con aceite de oliva,
4. Escaldamos, pelamos y trituramos el tomate, (también podemos usar un poco de tomate triturado enlatado o concentrado de tomate sin gluten), agregamos a la cebolla cuando esta esté pochada.
5. Añadimos los filetes de anchoa bien picaditos y cocinamos todo junto. Añadimos un poco de líquido de cocer el brócoli, cuando esté casi listo agregamos el azafrán. Aquí podemos poner las pasas y los piñones si es que las usamos.
6. Añadimos el brocoli cocido a la salsa y por último la pasta. Mezclamos y servimos caliente.

Muy fácil y deliciosa.

jueves, 10 de septiembre de 2015

ROLLOS DE TERNERA BLANCA CON PIÑA

    Resulta fácil y recomendable hacer carnes rellenas, a parte de la variedades de sabor en un solo plato, suele ser una comida de fiesta. Resultan deliciosas cuando no nos pasamos en la cocción y queda crujientes por fuera y tiernas y sabrosas por dentro.
     La ternera blanca queda tierna en casi todas sus variedades, pero hay que saber que para que la carne de ternera quede tierna, la pieza debe cocinarse por completo y no quedar cruda, pues esto estropearía el plato, cosa que no ocurre con la Ternera blanca. Así que para no arriesgarnos al rellenar una carne de ternera, mi recomendación personal es que busquéis esta ternera, pues se trata de una carne blanca, con poca grasa y de un animal lechal, lo que le da su especial textura y sabor.
    Si se os avecina una ocasión especial, es un plato con el que quedaréis muy bien ante vuestros comensales, pudiéndolo servir con unas papas aliñas al estilo caditano, un suculento arroz y una hermosa ensalada. 



4 personas
40 minutos
Fácil

ROLLOS DE TERNERA BLANCA CON PIÑA

Ingredientes:

- 4 filetes de ternera muy tiernos (Ternera Blanca o de Ávila)
- 4 lonchas de queso Gouda
- Un puñado de pasas sultanas
- 3 dientes de ajo
- Zumo de limón
- Sal
- Pimienta recién molida
- Aceite de oliva virgen

Para la salsa:

- 1 cebolla grande
- Un chorreón de vino blanco
- 4 rodajas de piña natural o en su jugo

Elaboración:

1. En en un envase hermético de cocina ponemos los filetes y los rociamos con limón. Dejamos en la nevera cerrado durante unas horas.
2. Extendemos bien en la mesada los filetes y golpeamos con un mazo para carne. Salpimentamos.
3. Ponemos sobre los filetes una loncha de Gouda y un puñado de pasas previamente remojadas en agua.


4. Hacemos rollitos con los filetes y atamos con hilo de Bramante. Salpimentamos por fuera.
5. Freímos los ajos cortados en una cazuela con aceite de oliva virgen. Cuando empiecen a freírse ponemos los rollos de carne dentro y doramos a fuego medio-alto. Tapar para cocinar.


6. Mientras se cocinan los rollitos de ternera, picamos en brunoise una cebolla y pochamos en un poco de aceite de oliva. A media cocción agregamos un chorreón de vino blanco de buena calidad. Dejamos evaporar y añadimos la piña troceada. Reducimos. Reservamos.


7. Retiramos el hilo de la carne y cortamos en rodajas de 2 cm de grosor. Servimos con la piña.

Espero que os guste!!!

lunes, 7 de septiembre de 2015

PIMIENTOS FRITOS RELLENOS DE CARNE, MALAGUEÑOS Y SIN GLUTEN

   Me dice una amiga que los Pimientos Rellenos a la Malagueña llevan salsa de almendras, creo que debe de ser así, pero por desgracia nunca los he probado de esta forma, en breve me pongo a ello, porque desde luego eso no me lo pierdo.
  Aunque la gastronomía tiene mucho en común dentro de la provincia, en zonas de interior las recetas vienen a cambiar un "pelín". Eso sí, da igual como se hagan, que son el plato estrella del verano, cierto es que vamos cambiando la playa por los fulares, pero aún quedan pimientos tiernos y de temporada ideales para rellenar. Esta es una de las raciones más típicas de los años 80 en Coín, junto con las carrilladas, los calamaritos fritos, los flamenquines y los caracoles en salsa, hay cosas que siempre apetecen...
    En la época estival, donde la verdura está en pleno apogeo, se usan los pimientos tiernos para freír y para rellenar, ya conocéis multitud de platos en que aparece el pimiento, este es un plato muy completo a nivel nutricional y muy típico del "interior" Málaga. Lleno de antioxidantes que nos ayudan a enfrentar el cambio de temperaturas y la vuelta de vacaciones.


4 personas
50 minutos
Fácil

PIMIENTOS RELLENOS 

Ingredientes:

- 16-20 pimientos verdes según tamaño
- Una rebanada de pan  sin gluten
- 60 ml de leche 
- 440 de carne picada de cerdo
- 1 diente de ajo
- 2 huevos
- Perejil fresco
- Sal 
- Pimienta negra molida

Para la salsa de tomate:

- 500 gr de pulpa de tomate maduro
- 1 cebolla pequeña
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
- Sal
- Pimienta negra molida

Elaboración:

1. Ponemos la leche en un cuenco y agregamos el pan para que se empape.


2. Añadimos a la carne picada el ajo y el perejil picados.


3. Agregamos los huevos, la sal, la pimienta. Quitamos el exceso de leche del pan y lo añadimos a la mezcla. Mezclamos bien y reservamos tapada con film en la nevera.
5. Lavamos los pimientos y quitamos el tallo y las semillas, dejándolos lo más enteros posibles. Reservamos.
6. Hacemos una salsa de tomate sofriendo la cebolla con un poco de aceite de oliva. Agregamos el tomate y dejamos que se cocine tapada durante unos 20 minutos a fuego medio. Salpimentamos. Podemos pasar por la batidora para que quede una salsa más fina.
7. Mientras tanto, rellenamos los pimientos con la carne preparada y con ayuda de una cuchara, no es necesario rellenarlos hasta el final solo la mitad del pimiento aproximadamente.


8. Freímos los pimientos rellenos e incorporamos a la salsa de tomate. Servimos caliente.


Qué aproveche!!! 

jueves, 3 de septiembre de 2015

GALLETAS SABLE CON GLASA AL AGUA SIN GLUTEN

  Volvemos a la rutina... parece mentira que haya pasado el verano, los chicos empiecen el cole ya, se avecinen los cumpleaños, los deberes, las reuniones escolares y "date prisa, que otra vez llego tarde". A veces en lo cotidiano encontramos la felicidad, pero la rutina se termina haciendo insoportable. Va llegando la época de galletas... porque "las galletas son para el Otoño"... jejeje.
  Las galletas sable pertenecen al grupo de masas friables, y qué es esto, pues las masas friables o no gomosas, son masas que una vez horneadas son terrosas pero suaves gracias al efecto de la mantequilla o la grasa. Si hacemos galletas sable sin gluten nos encontramos con la delicada conyuntura de que los preparados de harinas sin gluten suelen llevar algo de levadura o bicarbonato, así que además conseguimos una galleta más esponjosa (no siempre llueve a gusto de tod@s)
    Son fáciles de hacer y no tenemos problema en cuanto al amasado pues la harina sin gluten no se volverá demasiado quebradiza aunque amasemos más de la cuenta, pues en este caso al no llevar gluten, desaparece la mecánica de la elasticidad.
    En cuanto a la glasa se puede usar glasa real, en este caso es mucho más seguro usar claras pasteurizadas para eliminar cualquier problema sanitario, nosotros hoy usamos glasa al agua.
      Otras masas friables las podéis ver en el siguiente enlace:
Tarta bretón con crema de vainilla suave y frutas
Tartaletas de masa brisa con cebolla caramelizada y queso de cabra
Masa brisa

  Para hacerlas con gluten, usa harina normal y solo un huevo para esta cantidad de harina.


Para medio kilo de galletas
Fácil

GALLETAS SABLE CON GLASA AL AGUA SIN GLUTEN

Ingredientes:

- 250 gr de harina Proceli o Beiker (salen distintas)
- 125 gr de azúcar glas
- 125 gr de mantequilla sin sal
- 2 huevos M
- Sal

Para la glasa al agua:

- 150 gr de azúcar glas
- Agua

Elaboración:

1. Cortamos la mantequilla en dados de 1.5 a 2 cm.
2. Tamizamos la harina y ponemos en un bol. Agregamos la mantequilla y mezclamos  con la harina con ayuda de los dedos hasta conseguir que no queden grumos de mantequilla.


3. Agregamos el azúcar glas y mezclamos. Mejor si hacemos nuestra propia azúcar glas, para evitar el gluten. (Thermomix, batidora, molinillo...)


3. Batimos los huevos con la sal. Agregamos a la harina y mezclamos.


4. Cuando tengamos una masa homogénea tapamos con film y metemos en la nevera 1 hora aproximadamente.
5. Precalentamos el horno a 200ºC. Cuando la masa esté fría, extendemos en la encimera harina sin gluten y extendemos la masa con un grosor de un centímetro y medio. Cortamos con un cortapastas la masa. 


6. Ponemos en una bandeja de horno y horneamos durante 20 minutos o menos si observamos que están cocinadas. Sacamos y dejamos enfriar.


7. Hacemos la glasa al agua. Ponemos en un cuenco el azúcar y vamos añadiendo agua muy poco a poco hasta conseguir una pasta manejable para decorar nuestras galletas. Podemos usar algún colorante sin gluten (la ficha técnica de los colorantes Wilton indican que no llevan gluten)
8. Cuando las galletas estén frías ponemos un poco de glasa encima y dejamos que se solidifique durante un rato, que dependerá de la cantidad de agua usada. Yo uso una cucharita para añadir el agua al azúcar y así controlo la textura.

 

Espero que disfrutéis de estas deliciosas galletas!!!

miércoles, 2 de septiembre de 2015

ASOPAIPAS O BUÑUELOS SIN GLUTEN

     Hola, hola, comenzamos nuevo año (para mí empieza en año en Septiembre) después de la baja-vacacional, y aunque aun no estoy en plenas facultades articulatorias, ya hago mis pinitos con un brazo dominante que no está totalmente recuperado. Espero que hayáis disfrutado plenamente del verano, ese no ha sido mi caso... jejeje.
    Vamos con los Buñuelos. Para mí, son unas tortas de masa de pan que se fríen en aceite caliente. En algunos lugares lo llaman Asopaipas, pero no es así como los conocemos en muchos lugares de Málaga. Dicen que tienen origen árabe, muy probable por el hecho de que muchas masas españolas tienen ese origen (empanadas, empanadillas..., en definitiva la gran cocina del aprovechamiento)   
   Como todo el mundo se agencia en la "red de redes" la autoría de la Asopaipa yo no voy a decir que es producto malagueño, pero si es un alimento que conoce cualquier malagueño. En Coín los conocemos por "Buñuelos", los mejores los de mi madre, como no, después los del Bar La Viuda de Coín. 
  En casa es el desayuno y merienda para días especiales, también han constituido alguna cena o recena, poco aconsejable..., por las calorías que constituye una masa de pan frita. Los he visto por doquier en países lejanos y en ciudades cercanas, pero para nosotros el Buñuelo debe inflarse como un globo para que esté hecho perfectamente y después mojarlo en café o chocolate caliente.
     Hoy traemos para desayunar unos deliciosos Buñuelos y el truco para que salgan bien redonditos.


Para 1/2 kilo de buñuelos
40 minutos más reposado
Fácil

ASOPAIPAS O BUÑUELOS SIN GLUTEN

Ingredientes:

- Harina Schar Mix B sin gluten (o harina de fuerza con gluten )
- Agua templada
- Sal
- Levadura de panadero sin gluten refrigerada (usamos LEVITAL)
- Aceite de oliva

Elaboración

1. En un bol ponemos unos 500 gr de harina de Schar Mix B (harina de fuerza, aunque también  harina común para los no celiacos).
2. Agregamos la sal, aproximadamente una cucharadita. Deben tener un puntito de sal airoso.
3. Disolvemos la levadura en un vaso de agua templada, un dado más o menos.
4. Agregamos el agua a la harina sin gluten poco a poco y vamos amasando y agregando más agua a medida que la harina la vaya pidiendo. Amasamos hasta que la harina se despegue de los dedos.
5. Dejamos reposar una media hora tapado.
6. Cogemos trozos de masa, aproximadamente del tamaño de medio puño, Hacemos bolas con ellas y aplastamos con el rodillo, para que queden redondas. Una vez aplastados los freímos en abundante aceite caliente. Es importante que al freírlos los hundamos en el aceite para que los buñuelos se inflen bien.

      Solo nos queda acompañarlos de un rico chocolate caliente, que es lo que va apeteciendo en breve..

! Que aproveche!!!