viernes, 27 de junio de 2014

HELADO DE MASCARPONE Y CEREZAS CON SIROPE DE CEREZAS SIN GLUTEN

   Ayer el continente y hoy el contenido, ayer ya os puse el post del recipiente de chocolate, precioso y riquísimo, soy una apasionada del chocolate, hoy traigo lo que puse en el recipiente de chocolate que no se quedó atrás, un delicioso helado de Mascarpone y Cerezas, unas lindas cerezas, a precio de oro, que conseguí de Teruel y que eran deliciosas y de un tamaño considerable, daba pena de comerlas por lo bonitas que eran.
    El helado quedó muy rico, pero si usáis robot de cocina, todavía quedarán mejor puesto que el mascarpone y el sirope de frutas tienden ha hacer pequeñas bolitas que desaparecen con el robot, también ocurre con la mantequilla, así que el Mascarpone debería estar fuera de la nevera alguna  que otra hora antes de hacer el helado.
      También podéis ver:

- BIZCOCHO SUAVE DE CEREZAS
- POLLO CON REDUCCIÓN DE CEREZAS
- BIZCOCHO CON CEREZAS Y CREMA PASTELERA
- VINAGRE DE CEREZAS



De 4 a 6 raciones
50 minutos + congelado
Dificultad media

HELADO DE MASCARPONE Y CEREZAS CON SIROPE DE CEREZAS SIN GLUTEN

Ingredientes:

400 gr de cerezas limpias y sin hueso
250 gr de mascarpone sin Gluten
2 claras de huevo M
4 cucharadas de azúcar normal
2 cucharadas de azúcar avainillado
Una pizca de sal

Elaboración:

    Limpiamos y deshuesamos las cerezas. Reservamos.
    En una cacerola pequeña ponemos el azúcar normal y con un par de cucharadas de agua disolvemos, a fuego medio para que no termine pegándose, cuando el azúcar se haya disuelto añadimos las cerezas y dejamos hacer, hasta que se convierta en una mezcla dulce y melosa.
A mitad de cocción añadiremos el azúcar avainillado para conseguir un aroma más intenso. Dejamos cocinar sin dejar de remover, no queremos que se pegue.


    Con el robot de cocina, yo aún no lo tengo, o la batidora de mano batimos el mascarpone, hasta conseguir un queso batido y homogéneos.
    Cuando las cerezas estén frias o templadas partimos en dos partes, una de ellas las batimos y hacemos puré la otra parte la reservamos para decorar después.
    Añadimos la parte en puré al queso mascarpone y mezclamos muy bien, si se hacen bolitas es porque no estaba suficientemente batido el queso, así que volvemos a batir hasta conseguir una masa muy homogénea.


    Montamos las claras de huevo a punto de nieve con un poquito de sal para que les de más estabilidad y firmeza una vez montadas.

 
    Agregamos al queso y el puré de cerezas y mezclamos suavemente para que no se bajen. Las claras van a ayudar a que el helado no se cristalice una vez congelado.


     Metemos en el congelador un par de horas hasta congelar.


     Sacamos del congelador unos minutos antes de servir
     Servimos en nuestros cuenquitos de chocolate... con la mitad de las cerezas, las cuales no hicimos puré ¿Qué os parece la idea?
     Quedaron preciosos y riquísimos.

jueves, 26 de junio de 2014

CUENCOS DE CHOCOLATE SIN GLUTEN

   Dije que dejaba los postres a un lado para el verano, pero es que no puede ser. Hoy traigo un truco para que los postres nos queden más monos, porque lo que soy yo, ya no puedo vivir sin postre.
   La cosa es que dirigiendo un Ludoteca de Verano, hace 5 o 6 años, una de las monitoras me presentó esta actividad, no puedo decir quién, porque me presentaron tantas actividades que no alcanzo a recordarlo, lo siento, te la he copiado y no sé quién eres.
   La cosa, es que el Ludoteca era para pequeños de entre 3 y 6 años y lo cierto era que solo iban a explotar el globo, por Seguridad, evidentemente y, al final, no realizamos la actividad, pero me dije que en casa la repitiría y lo hice, preciosos cuencos de chocolate que me quedaron. Ahora los tengo un poco tuneados, para que mejore el sabor, y quedan increíbles.
   Os cuento lo que puse dentro de estos preciosos cuencos de chocolate en la receta de mañana. Es que sino a este paso me quedo sin sección de "trucos y consejos" y lo cierto es que de éste me encanta el resultado final.


CUENCOS DE CHOCOLATE SIN GLUTEN

Ingredientes:

- 125 gr de chocolate negro Nestlé postres (tiene un 55% de cacao, pero da muy buen resultado)
- 1 cucharada rasa de mantequilla
- 1 cucharadita de ron negro
- Opcional: 2 cucharadas de almendras en polvo
- 6 globos pequeños

Elaboración:

    Deshacemos el chocolate al baño María. Para que tome más brillo ponemos poner una cucharadita de mantequilla. Añadimos el ron. En este momento podemos agregar las almendras en polvo si decidís probar. Si lo queréis más dulce podéis usar azúcar, pero yo a estos cuencos no les pongo.
    Movemos bien hasta que se deshaga el chocolate y la mezcla esté bien integrada.
    Dejamos atemperar.



    Inflamos los globos según nuestra necesidad, os aconsejo que no los infléis demasiado. 
    Cuando el chocolate se haya atemperado mojamos los globos según la altura que necesitemos y metemos a la nevera, nunca al congelador porque pierden estabilidad y se nos romperían.
    Tenemos que mojar el chocolate 2 veces, así que paciencia, si lo hacemos una vez corremos el riesgo de que se desquebrajen, aunque con la almendra suelen aguantar con una vez.


     Cuando el chocolate no esté caliente pero aún esté líquido, mojamos un globo, hasta la altura necesaria, en medio minuto mojamos otra vez.
     En una bandeja de horno con papel Sid-Pad ponemos una cucharada de chocolate y pegamos nuestro globo, sin apretar. Así vamos repitiendo con todos los globos, con esta cantidad os saldrán de 6-8 cuencos de chocolate.
    Cuando los tengamos listos vamos a meterlos en la nevera unas horas , yo los dejo entre 2 y 3 horas, dependiendo de la temperatura ambiente.
    Sacamos, explotamos los globos y retiramos con cuidado los restos y tenemos unos cuencos de chocolate deliciosos para rellenar de lo que nos guste. 
    Para retirar los restos de globo, el ambiente tiene que estar frío o se nos deshacen en las manos o, al menos, tener las manos frías.


   

miércoles, 25 de junio de 2014

ARROZ NEGRO CON CALAMAR Y LANGOSTINOS AL AJILLO ESTILO MÁLAGA

    Este siempre ha sido mi plato estrella, el arroz negro. No cambio la receta desde los tiempos de los romanos porque está delicioso. ¿yo que os voy a decir? pero todo el que lo prueba le encanta y creo que es uno de mis platos favoritos. El un arroz meloso, que no pasado, un un sabor para mi gusto impecable y lleno de texturas, además los langostinos y el calamar le dan sabor a verano y a playa, que ya va apeteciendo.

    Uso arroz normal, el arroz Nomen, SOS o la Fallera, ya os digo, que no cambio la receta desde tiempos inmemoriales.

pimientos, arroz, ajos, tinta, calamar, sepia, gamba, langostino, arroz negro, sin gluten

Para 4 personas
45 minutos
Dificultad media


ARROZ NEGRO CON CALAMAR Y LANGOSTINOS AL AJILLO ESTILO MÁLAGA


Ingredientes:


- 6 puñados grandes de arroz
- 400 gr de calamar
- 1/2 pimiento rojo carnoso
- 1/2 pimiento verde italiano
- 1 cebolla mediana
- 1 tomate grande maduro
- 16 langostinos
- 1/2 cabeza de ajos
- 2 bolsas de tinta de calamar o sus bolsas respectivas
- Un chorreón de vino blanco
- Agua
- Pimentón El Rey de la Vera sin gluten
- Pimienta negra en polvo sin gluten
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:



1.- Limpia los calamares quitando las impurezas. Trocea y reserva.
2.- Lava los tomates y escalda sumergiendo en agua hirviendo un minuto. Quita la piel y trocea. Tritura y reserva.
3.- Trocea los pimientos en dados pequeños. Pica la cebolla también en brunoise pequeña.
4.- Pon unas cucharadas de aceite en una sartén y saltea la cebolla y los pimientos a fuego medio. Una vez bien pochados añade el tomate triturado y sofrie. Salpimenta.
5.- Cuando el tomate reduzca pon un poco de vino blanco y deja reducir 7 u 8 minutos, si es necesario bajamos la temperatura.


arroz, ajos, tinta, calamar, sepia, gamba, langostino, arroz negro, sin gluten, pimientos

6.- Mientras se rehoga la verdura hacemos un fumet con las cabezas y cuerpos de los langostinos, primero los salteamos en aceite, puedes rehogar también un poco de cebolla y una zanahoria. Agregamos agua cuando estén bien salteadas y dejamos cocer unos 30 minutos. Desespuma, estruja un poco las cabezas y cuela. Reserva.
7.- Añade los calamares al sofrito anterior y deja cocinar, agrega el arroz y mezcla bien. Añade el fumet con la tinta disuelta y cocina a fuego fuerte durante unos 10 minutos, pasa a fuego medio y deja otros 8 minutos. Salpimenta, añade más caldo si hace falta es mejor quedarse corto que pasarse. Deja reposar tapado 5 minutos.
8.- Pela los ajos y corta en láminas.
9.- Pocha los ajos con suficiente aceite a fuego bajo. Cuando empiecen a desprender olor añade los langostinos, deja un par de minutos añade el pimentón puedes mezclar pimentón picante y dulce. Remueve y aparta del fuego.


Emplatado:



Presenta el arroz con un aro de emplatar, pon encima los langostinos y pon un poco del aceite de los langostinos al ajillo.
   

Trucos y consejos:


- Usa ingredientes de buena calidad, no es igual una tinta de calamar o sepia que otra, si es natural mejor
- Añade el fumet muy caliente al arroz para que no rompa la cocción.
- La sal se añade en varias veces porque se va evaporando a medida que se agrega.
- La regla de oro para hacer un rico arroz, consiste en cocer a fuego fuerte 10 minutos, 8 a fuego medio y reposar tapado otros 5.
- Si consideras muy caldoso tu arroz mete en el horno 2-3 minutos a 250ºC.


martes, 24 de junio de 2014

ENSALADA DE SALMÓN Y QUESO CON VINAGRE DE CEREZAS

    Hacer ensaladas ricas y saludables no es difícil, últimamente me gusta experimentar con los vinagres y conseguir sabores nuevos para las ensaladas, ya no me conformo solo con los sabores clásicos (maravillosos) e incorporo sabores distintos, experimentando con aceites y vinagres.

     Para hacer una estupenda ensalada usa lo que más te guste, pero si quieres hacer una ensalada como "tradicionalmente se debe" estos son algunos consejos que pueden ayudar a preparar ensaladas:

- Usa hojas de lechuga limpias y no estropeadas, mezclum, romana, malagueña, rizada, hojas de canónigos, rúcula, espinacas,...
- Pon algunos vegetales: tomate, cebolla, cebolleta, maíz, apio, pimientos, zanahorias, remolacha, pepino, rabanitos.
-  Para hacerlas más completas usa proteínas; atún, pollo, pavo, pollo, pescados ahumados, quesos de cualquier tipo, frutos secos, semillas
- Para las vinagretas pon 3 partes de aceite por una de limón o vinagre y puedes añadir aceites de cualquier tipo, aunque el mejor, personalmente, siempre será el aceite de oliva virgen extra. Puedes aromatizar aceites y vinagres para tus ensaladas con especias, zumos, jaleas...

    Pero, como te digo, lo importante es que uses los ingredientes que más te gusten
 
    Esta ensalada que te traigo hoy es una ensalada que suelo hacer por casa a menudo, con un plato de pollo a la plancha o con un espeto de sardinas el almuerzo está servido.

salsa, lechuga, queso, salmón, vinagreta, sin gluten

ENSALADA DE SALMÓN Y QUESO CON VINAGRE DE CEREZAS CASERO 
Ingredientes:

- 1 bolsa de mezclum
- 1 ramita tierna y blanca de apio
- 75 gr de salmón ahumado
- Queso manchego viejo
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal
- Vinagre de cerezas casero (ahora te explico una pequeña improvisación)

Elaboración:

1. Vinagre de cerezas:

    Necesitamos:

    - 1/4 de vinagre de manzana o de vino blanco suave
    - 100 gr de cerezas sin hueso limpias

lechuga, salsa, queso, vinagreta, salmón, sin gluten

      Este No es el procedimiento habitual para hacer un vinagre de cerezas, pero si lo tenéis que improvisar, pues queda riquísimo y perfumará toda vuestra ensalada, dando un sabor peculiar y muy interesante, además de un aroma a frutas exquisito.

     El día antes ponemos en un bote de cristal la mitad de las cerezas limpias, sin hueso y cortadas por la mitad. Reservamos en la nevera. A las 24 horas colamos el liquido sobre la otra mitad de las cerezas limpias, cortadas por la mitad y sin hueso. Las primeras se pueden usar para la ensalada también, pero tened en cuenta de que sabrán a vinagre, con lo cual evitaremos el vinagre en el resto de la ensalada, sino puede resultar excesivamente fuerte. Probad antes de servir...

     Ya podemos usar el vinagre de cerezas con ese precioso color rojo y ese aroma a fruta fresca.
   Cuando os sobre vinagre lo conserváis en la nevera en un bote de cristal hermético y con las cerezas dentro, se conserva bastante tiempo.
     Este es el vinagre que usé para la Sopa de Melón del post de ayer y quedó con un sabor exquisito, aquí se comieron hasta la hierbabuena en hojas, no os cuento más.

2. Para el queso ralla y pon en pequeños puñados en una sartén antiadherente. Cuando se derrita, con ayuda de una espátula pon en un plato y da forma ovalada, aplastando un poco, el queso endurecerá cuando enfríe. Reserva.

3. Haz una vinagreta con 3 partes de aceite de oliva virgen, 1 parte de vinagre de cerezas y sal, bate muy bien.

4. Corta el salmón en tiras y reserva.

5. Ponemos la ensalada en un bol, picamos muy fino el apio y lo agregamos. Pon la vinagreta y mezcla bien.

6. Pon en el plato donde la vayas a presentar y decora con tiras de salmón y el queso.

lunes, 23 de junio de 2014

SOPA DE MELÓN SIN GLUTEN

    El melón será el ingrediente principal de este plato, un plato refrescante que puedes tomar como sopa o simplemente en un vaso, es una buena forma de comer fruta de otra forma y sin perder muchos nutrientes por el camino, así que empezamos a cuidarnos un poco que empieza el verano y ya no apetecen igual los platos calientes.

   Además la dejas lista en la nevera y a comer cuando vuelvas de la playa o la piscina o de tomar el aperitivo con los amigos ¿Que te parece la idea?


fruta, melón, sopa, sin gluten, jamón, aceite, vinagre cerezas

Para 4 personas
25 minutos +1 día antes
Fácil

SOPA DE MELÓN


Ingredientes:


- 1/2 melón maduro mediano
- Yogurt griego natural sin azúcar
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra
- Jamón serrano
- Hojas de hierbabuena
- Vinagre de cerezas casero
- Jamón serrano en daditos o trocitos


Elaboración:


1.- Quita la piel y semillas al melón, saca unas bolitas con la cucharita parisien o sacabolas. Reserva.
2.- Tritura el resto del melón con el yogurt griego, el vinagre, la sal y el aceite.
3.- Tritura un poco de aceite de oliva con unas hojitas de hierbabuena hasta obtener una vinagreta verde brillante.
4.- En un plato pon la sopa y pon unas bolitas de melón, el jamón picado, un poco de aceite de hierbabuena y de vinagre de cerezas

   
 

viernes, 20 de junio de 2014

RAS EL HANOUT Y GARAM MASALA

    Me encuentro con alguna gente que cree que el Ras el Hanout es una formula magistral, el resto ni siquiera conoce de que se trata.
    Anouk, es indio y nunca ha entrado en una cocina, como indio de alta estirpe que es, y cree que el Garam Masala es una formula magistral, la cocinera del curso de cocina marroquí a quién contraté en varias ocasiones, dice que nunca hay un Ras El Hanout igual, me apoyo mucho en la segunda versión.
    Si me hubierais preguntado antes de 2002, yo tampoco tenía ni idea de que era aquello con ese nombre tan raro. Después lo descubrí, también descubrí el precio de algunos de estos preparados, cuando en marruecos pretendí comprarlo.
    Yo os hablo del Ras el Hanout, que conozco de forma más directa, es una mezcla de especias y ninguno es igual que otro, cada maestro hace su fórmula, algunas llevan multitud de especias, a partir de la mezcla de 4 especias podemos hablar de Ras El Hanout, a veces se pueden encontrar de hasta 50 o 100 hierbas y especias, integrando, según mitos y leyendas, algunas como la belladona, en cantidades minúsculas, evidentemente.
    El mundo de las especias es un mundo mágico.
   Podéis encontrar en grandes superficies El Ras Hanout, pero yo preferí hacerme el mío, según la receta que me dió mi cocinera marroquí,  anulé y agregé, (no os miento) determinadas ingredientes y este es mi Ras El Hanout.
   Se puede usar para Cous-Cous (para los que puedan, Ummm), pescados, arroces, carnes, sopas y para lo que yo suelo usarlo para la carne de kebak,( no los de dudosa procedencia) los que hago en casa y para las brochetas de carne.


EL RAS EL HANOUT

   Este cumulo de especias y hierbas se pueden guardar en un recipiente hermético y se conserva bien durante un tiempo, lo ideal hacerlo al consumir, pero no es como se suele hacer en sus países de origen. Os pongo la base y después vais añadiendo lo que veáis pertinente pues no todos vamos a tener los mismos gustos... Yo uso una cucharilla medidora de 1 gr, aproximadamente, así tengo una cantidad aproximada para 2-4 usos y no se pierden los aromas.

Ingredientes Base: (c.m.: cucharilla medidora de 1 gr)

- 1 c.m. de pimienta negra en grano
- 1 c.m. semillas de cardamomo verde
- 1 c.m. de comino en  semillas
- 1/2 c.m. de nuez moscada molida
- 1/2 c.m. de jengibre molido
- 1 c.m. de canela en polvo

     Esta es la base, ahora se pueden añadir más ingredientes:

- 1/2 c.m. cúrcuma molida
- 1 c.m. de sésamo recién tostado y triturado
- 2 c.m. pimentón dulce o picante (sin gluten). El Rey de la Vera no lleva gluten
- 1 c.m. clavo de olor entero
- 1 c.m. cilantro molido
- 1 c.m. de tomillo molido
- 1 c.m matalahúva o anis (ideal para pastas dulces y reduciendo las especias picantes)

   Y todos los que se os vayan ocurriendo y sean apropiados a la mezcla inicial.
   Para Celiacos, ojo con la pimienta blanca que usáis, a veces la he encontrado con gluten, por lo demás no suele haber problemas con hierbas y especias.
   Por sugerencia de @singlutenismo, especifico que el pimentón y el comino molido pueden llevar gluten
   No hay receta de Ras el Hanut, pero suelen llevar los primero 5 o 6 ingredientes, todo lo que pueda ser en semilla mejor y lo ideal es pasar las semillas por el calor unos 5 minutos, tostar un poquito antes de triturar. El olor de las especias es más fuerte y está más concentrado, luego se mezcla con las hierbas y especias en polvo (como el pimentón o paprika). Es algo parecido a Garam Masala, y diría que son primos hermanos, pero parece que hay diferencia entre ambos y no soy especialista en el tema.
   Para los que os apasiona el mundo de las especias como a mí, una vez se conoce, lo fundamental es probar cada vez que vayáis a usarlo con ingredientes diferentes, eliminando, aumentando, reduciendo y agregando.

jueves, 19 de junio de 2014

PROFITEROLES SIN GLUTEN

   Anoche tocaban Profiteroles sin gluten. Los Profiteroles sin gluten son toda una alegría, prácticamente como los Macarrons, madre mía que tormento, seria que no tenía el día bueno, después del mediodía me ponía manos a la masa con los dichosos profiteroles.
   Primera hornada como la receta del Libro Masterchef pero sin gluten con panificable Mix B Schar, un desastre, puse en el horno a 220ºC, crudos por dentro, quemados por fuera. No me dí cuenta de que pasaría a esa temperatura, aunque fuera evidente, es importante comprobar las recetas.
   Segunda hornada, empiezo a experimentar, parecen setas con sabor a huevo y demasiada sal, muy canijos. Si les pongo un nogmo al lado, da el pego, jajaja.
   Tercera hornada, ahora si que los hago yo según lo que me pida la masa, a ver que pasa. No porque yo hiciera lo que me diera la gana, supongo, la tercera hornada ha salido bien, no os digo perfecta no es como esos profiteroles crujientes de trigo, que va, pero son semi huecos por dentro, son crujientes en la superficie (unas horas, pocas); son suaves, aunque lleven mucha harina, de momento lo más parecido a un profiterol clásico sin gluten que he conseguido.
   Y parecían tan fáciles... pues no, no lo son.


PROFITEROLES SIN GLUTEN

Ingredientes

120 ml de agua
65 gr de mantequilla
120 gr de harina Mix B Schär sin gluten
1 huevo M
Una pizca de sal

Elaboración

1. En un cazo ponemos el agua, la mantequilla y la pizca de sal.
2. Tamizamos la harina para que resulte más ligera y uno se hagan grumos a la primera.
3. Precalentamos el horno a 220ºC.
4. Cuando el líquido comience a hervir quitamos del fuego, removemos la mantequilla que no se haya deshecho e incorporamos la harina de golpe, movemos muy bien hasta que se haya convertido en una bola de masa que se despega del recipiente.


5.  Dejamos atemperar, en unos minutos, la masa estará casi fría.
6. Incorporamos un huevo y mezclamos muy bien, hasta que se integre en la masa.


7. Ponemos usar una manga pastelera, la mezcla será solida pero muy pegajosa.
8. Preparamos la bandeja de horno poniendo Silk-Pad encima, o papel de horno y hacemos nuestras bolas, del tamaño de una nuez y procurando que todas sean iguales.
9. Bajamos la temperatura del horno a 180ºC y horneamos, en mi caso han sido unos 18 minutos, pero depende del horno, ya estaban casi listos.
10. Sacamos los profiteroles de horno y hacemos un corte (por donde los vamos a rellenar) los metemos unos minutos más en el horno, sobre 5 minutos, objetivo: que salga en vapor y sean más crujientes por fuera.


   11. Dejar enfriar antes de rellenar.

   Yo en este caso los he rellenado de nata montada con azúcar y les he puesto una crema de chocolate con nata, mantequilla y un poco de azúcar, aunque se pueden rellenar de cremas, mermeladas y cubrir con azúcar glas o cualquier otra cosa apetitosa. Si los hacéis salado podéis rellenarlos de quesos, embutidos, sobrasada o lo que se nos ocurra.
 

martes, 17 de junio de 2014

ARROZ CON LECHE

    Esto de ser tan golosa es un aspecto de mí que no he conocido hasta este año pasado, cuando dejé de comer gluten. No es que no lo fuera antes, simplemente, creo que no lo era tanto...
   Cuando como fuera de casa y me apetece algo dulce, esto es casi siempre, suelo preguntar por el arroz con leche, claro, no me iba a comer un trozo de pastel "glutoniano", con el arroz con leche lo tengo claro, leche, arroz, azúcar y canela. listo, suelo preguntar pero hasta ahora ha ido bien y no me intoxiqué con nada. Ya lo podrían poner en las bodas y fiestas en restaurantes. Ejemplo de mi último evento:

Para mí, estaba estupendo, el sirope genial, pero...

Para los demás, debía estar increíble...
   No falla, para el que no toma gluten, hay fruta.
   Conseguí un arroz con leche como a mí me gusta hace poco, no hace tanto, siempre me quedaba seco una vez refrigerado y para mí es lo peor, una bola de arroz dulce es lo que menos me gusta, y ya que es uno de los cereales protegidos de gluten, tengo que explotarlo al máximo.
   Ahora si tengo una receta valiosa de Arroz con Leche, y es la que me funciona, así que ahí va...jejeje.

Sacado de la nevera todavía es arroz con leche y no arroz solo...

Para 4 personas
40 minutos

ARROZ CON LECHE 

Ingredientes

120 gr de arroz lavado y seco
200 ml de agua caliente
500 ml de leche
65 gr de azúcar
2 ramas de canela
1 trozo de cáscara de limón (sin la parte blanca)
2 cucharadas de miel
Canela en polvo

Elaboración:

        Lavamos el arroz varias veces con agua fría bajo el grifo. Ponemos sobre papel absorbente y secamos.
Cocer el arroz en el agua caliente. 
       Cuando haya absorbido parte del agua añadimos la leche templada, que previamente hemos hervido con la piel del limón y con las ramas de canela, obteniendo una leche merengada. Cocinamos unos 20-25 minutos. Poner el azúcar, la miel  y cocinar por otros 5 minutos. Comprobar que esté tierno, debe de estarlo.
       Poner en unos cuencos individuales y espolvorear con canela molida.
       Lo servimos frio o caliente. Mejor frío para el veranito que está delicioso.
                

lunes, 16 de junio de 2014

BIZCOCHO SUAVE DE CEREZAS SIN GLUTEN

   Perdón si me pongo muy pesada con las cerezas, pero es mi fruta preferida y, en temporada, para mí son como el caviar de la huerta, algo por lo que nos debemos sentir privilegiados en la cocina.
   Hoy tengo fiesta y he hecho este fantástico bizcocho de cerezas que tiene un sabor exquisito. Gracias a mis amigos que siempre me invitan a PAELLA, supongo que porque no lleva gluten y así comemos todos lo mismo. Ya con el tiempo, he descubierto que si no quiero comer fruta de postre en ocasiones especiales, como la de hoy, el postre me lo llevo yo, aunque ellos hagan, ya ni pregunto... jiji. Al final todos comen postre sin gluten o preguntan por la puerta ¿has traido postre?. Pues eso, "sí traigo postre".
   El bizcocho de crema pastelera, cobertura de chocolate y cerezas de la semana pasada fue todo un éxito en el mercadillo solidario, duró unos minutos y veía como las porciones se repartían entre el que había conseguido un trozo y el que no, así que superfeliz, no hay nada igual que ver que lo que haces les encanta a todos/as.
   Este ha tenido también mucho éxito y he llevado a mis amigos a rememorar el pasado pues todos me comentaban lo mismo, sabe a piruleta de cerezas, de esas que comíamos de niños... que dulzura!!!




BIZCOCHO SUAVE DE CEREZAS SIN GLUTEN

Ingredientes

125 gr de mascarpone
300 gr de harina de Schär Mix B
400 gr de cerezas sin hueso
175 gr de azúcar
3 huevos M
15 gr de levadura sin gluten

Para la cobertura:

1 cucharada de azúcar avainillado
3 cucharadas de azúcar normal
1/2 vaso de agua
1 cucharadita de agar agar

Preparación:

    Mezclamos los huevos con el azúcar. Añadimos el Mascarpone (podéis poner un poquito más)
    Tamizamos las harinas y la levadura, juntas y las incorporamos a la mezcla anterior moviendo para que no queden grumos.
    Precalentamos el horno a 170ºC aproximadamente.
    Quitamos el hueso a la mitad de las cerezas y las añadimos a nuestra mezcla.
    Engrasamos un molde para pastel y ponemos la masa, intentando repartir bien las cerezas.
    Metemos al horno, poniendo el molde lo más bajo posible y cocinando unos 30 minutos.
    Pinchamos con un palito para asegurarnos de que está cocinado y dejamos enfriar.
    En un cazo ponemos las cerezas, el azúcar y resto de azúcar avainillado, cocinamos a fuego lento, cuando estén tiernas ponemos más calor para que evapore un poco el agua. Retiramos del fuego cuando obtengamos una especie de sirope.


   Disolvemos el agar agar en 2 cucharadas de agua fría y añadimos a la mezcla, ponemos otra vez al fuego y hacemos hervir. Cuando hierva retiramos y ponemos la mezcla encima del bizcocho frio.


   Metemos en la nevera 3 horas, aunque antes se habrá solidificado el agar agar.
   

jueves, 12 de junio de 2014

GAZPACHO ANDALUZ

      Ya llegó el verano y con él la alegría de la huerta, aunque yo ya lleve un mes tomando Gazpacho, mi plato preferido: No hay nada igual que bajar a la huerta coger los tomates, pimientos, cebolla y pepino, meter todo a triturar y tomar un gazpacho con hielo ¿no creéis? Yo adoro esa sensación, me produce una felicidad inmensa.
        Entiendo que cada uno de vosotros hagáis el Gazpacho de una forma, todos igual de buenos, en mi tierra se hace con pan del día anterior, pero en casa, mi madre desde muchos años atrás siempre hace el Gazpacho sin pan y ese es el que traigo hoy. Es una receta sencilla, sin complicaciones y para diario, que ahora con el calor, necesitamos más vitaminas y minerales.
       Desde luego, para mí el plato que no puede faltar en todo el verano y en cada comida, un Gazpacho Andaluz y una Ensalada, y para mí, la comida ya está resuelta, porque además se me va el apetito por días y es prácticamente mi plato diario.


GAZPACHO FRESCO

Ingredientes:

- 1 kilo de tomates maduros, pera, castellanos o toro
- 1/2 pimiento mediano
- 1/4 de cebolla mediana
- 1 pepino mediano
- 1 diente de ajo pequeño
- 3 cucharadas de aceite de oliva extra
- 3 cucharadas de vinagre de vino o manzana (y rectificando según el gusto)
- 1/2 cucharadita de sal

Elaboración:

1. Lavar y pelar todas las verduras, tomate, pimiento, pepino, ajo, cebolla. Unimos todos los ingredientes en el vaso de la batidora.
2. Aderezamos con la sal, e vinagre y el aceite.
3. Batimos y rectificamos de sabor una vez añadida agua helada
4. Decoramos con pepino cortado muy finito

miércoles, 11 de junio de 2014

FOCACCIA SIN GLUTEN DE ACEITUNAS VERDES Y CEBOLLA

    Hace unos años un cocinero italiano de Estepona, me dio la receta de la Focaccia, lo cierto, es que no se si hay mucha diferencia con respecto a la original pero con gluten salía genial. 
    Cuando el cocinero italiano me dio la receta redundaba en el tema de la esponjosidad y elasticidad de la masa. Ahora, desde que pienso "sin gluten", me hace mucha gracia lo de la elasticidad, pero ha sido un "Reto Conseguido"
    Él hacía Focaccia con tocino curado muy fino, distintos tipos de quesos, aceitunas negras o tomates confitados, así como multitud de especias. Yo hoy la voy a hacer con aceitunas verdes y una estupenda cebolla tierna que me traje del huerto.
    Mi amigo Joachim, que lleva años haciendo su propio pan, me dio una receta muy parecida, por no deciros idéntica y os prometo que jamás comí un pan con gluten igual, es delicioso, porque lo hice el año pasado en muchas ocasiones (con gluten, claro) y quedaba buenísimo.
     La mejor receta para hacer cualquier pan con el mínimo de ingredientes. Soy consciente de que a todo el mundo no le gusta el pan de la misma forma, pero yo he dado con la mía. Crujiente por fuera, con miga ni demasiado consistente, ni que se deshaga al cortarlo, en su justa medida y que cuando lo pases por la tostadora, quede blandito por dentro, ese es mi pan perfecto y ese el conseguido...



FOCACCIA DE ACEITUNAS VERDES Y CEBOLLA SIN GLUTEN

Ingredientes:

- 200 gr de agua
- 8 cucharadas de harina Shäer Mix B panificable (vienen a ser unos 150 gr, aproximadamente)
- 13 g de Levadura sin gluten fresca
- 1/2 cucharadita de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- Aceite de oliva
- Aceitunas verdes picaditas
- Cebolletas muy picadas
- Especias al gusto (tomillo, orégano...)

Elaboración:

       Disolvemos la levadura en un poco de agua caliente y ponemos un poco de azúcar, que reaccione bien y suba más.
       En un cuenco ponemos la harina, el agua y la sal, removemos muy, muy bien, hasta que no queden grumos. Cuando no queden grumos añadimos la levadura disuelta. Integrar muy bien.


       Tapamos el bol con film transparente y dejamos en la nevera 1 noche. La masa debería subir bastante y tendrá burbujitas.
       Picamos las cebolletas muy finas y las aceitunas. Añadimos a la masa y mezclamos. En este momento podemos poner alguna especia (orégano, tomillo, romero...)


       Aceitamos un molde para el pan y ponemos la masa. Debe quedar extendida, aunque el resultado sea una masa "chiclosa".


       Metemos al horno un recipiente reflactario con agua y lo ponemos al máximo de potencia, el que dispongo aquí alcanza 250ºC. Cada 10 minutos bajaremos la temperatura unos 30 grados, si pasar de 25-30 minutos en total. De esta forma el pan tomará su forma y luego se cocinará por dentro.
      Cuando el pan lleve aproximadamente unos 20 minutos, la superficie habrá endurecido, sacamos un momento del horno y pincelamos con aceite la superficie, para que el resultado del pan sea de un apetecible dorado. El pan no baja, como ocurriría con otros procedimientos de pan sin gluten, mantiene la forma que haya adoptado ya dentro del horno, a mi corto entender se debe a la forma de reposo y horneado.


      Debe ser una bandeja cuadrada o rectangular, aquí no disponía de ella y lo he hecho en un molde de plumcake, el resultado muy bueno, el pan es  muy esponjoso y para el desayuno, tostado, con un "ajo refregado" y mojando en aceite de oliva con limón y sal... (estoy en el cielo!). Este es mi desayuno preferido y abandonado desde mi Intolerancia al Gluten, con esta receta: vuelvo a mis andares...

   
       Y cuál ha sido mi sorpresa esta mañana, cuando he descubierto que el pan cubierto con una simple servilleta de papel, estaba idem de esponjoso y tierno (las cosas de la humedad en el pan...)


martes, 10 de junio de 2014

PAN DE PITTA CON FALAFEL Y SALSA DE YOGURT SIN GLUTEN

     Mejora de la receta, actualizar siempre viene bien y como ya ha mejorado un poquito prefiero sustituir algunas rectas para que a vosotros os salga a la primera.
      La gastronomía marroquí me encanta, hago cosillas cada vez que puedo, su intensidad de sabores, los olores y sus productos tan naturales, al final siempre terminan entusiasmándome, comer fresas que saben a fresas recién cogidas, comprar pan a esas mujeres bereber blancas como la nieve, pasear por los mercados y no parar de probar, buscar el mejor Ras Hanout, hacer excursiones prohibidas, dormir en lugares donde nunca se me ocurriría poner un pie, ser perseguida por demasiadas personas que ofrecen ayuda. Para mí, significó un antes y un después el conocer un poquito de Marruecos. Pastelas de pichones, falafel, cous cous, tabulé, los tajines de carnes y pescados, la maljasina.... guau como me lío sola. Es un espacio para soñar, parece todo posible.
      Gracias a mi hermana comenzó el camino de la receta de Falafels, así que, un besote grande hermanita. Muachhh!!!

Para 4 personas
1 hora y 10 minutos
Dificultad media

PAN DE PITA CON FALAFEL Y SALSA DE YOGURT SIN GLUTEN

Ingredientes:

Pan de pita:

- 300 gr de harina de Schär Mix B
- 150 gr de harina Proceli
- 10 g de levadura fresca sin Gluten
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen
- 1 cucharadita rasa de sal
- 1/2 cucharadita de azúcar
- 300 gr de agua templada

Falafel:

- 200 gr de garbanzos secos (o en su defecto 400 gr de garbanzos cocidos)
- 1 zanahoria pequeña
- 1/2 cebolla pequeña
- Un puñado de hojas de apio, las más tiernas
- 2 huevos
- 1 manojo de perejil
- 1 manojo de cilantro
- 1 cucharada de harina de garbanzos sin gluten
- 2 dientes de ajo grandes
- 1/2 cucharadita de comino en grano libre de gluten, posteriormente machacamos
- 1 pizca de nuez moscada recién rallada
- 1 cucharadita de levadura química
- 1/2 cucharadita de sal, rectificar si fuera necesario
- Opcionalmente un cucharadita de pimentón dulce sin gluten o picante (al gusto del consumidor)
- Aceite de oliva o girasol para freir

Salsa de Yogurt y eneldo:                      

- 1 yogurt griego
- Eneldo fresco
- 1 diente de ajo muy picado
- Sal
- Limón
- Pimienta recién molida

     Elaboración:

1. Empezamos con la masa de Pitta, disolvemos la levadura en un poco de agua templada y la cucharadita de azúcar.
2. Lo siguiente es que ponemos la harina sin gluten con la 1 cucharadita de sal en un bol y hacemos un volcán en medio, ponemos una cucharada de aceite en medio y comenzamos a mezclar, añadimos la levadura disuelta y vamos agregando los 250 ml de agua templada.
3. Mezclamos con la cuchara de silicona mojada en aceite, cuando obtengamos una masa homogénea, cubrimos con un paño húmedo y ponemos dentro del horno apagado, dejando reposar hasta que doble su volumen, una hora y media.



4. Mientras, si no hemos dejado el día antes unos garbanzos en remojo (unas 12 a 24 horas) usamos unos garbanzos cocidos de bote, aunque tened en cuenta que se hace con garbanzo crudo. Escurrimos el agua y enjuagamos los unos o los otros. Pasamos a una trituradora, si no tenemos pasamos la túrmix, debe quedar una masa grosera con trocitos, pero no demasiado grandes. Mejor hacerlo en dos veces. Vertemos en un bol y reservamos.


5. Picamos la cebolla, las hojitas de apio y la zanahoria en brunoise, o sea daditos muy pequeños y uniformes. Picamos el ajo, el perejil y el cilantro lo más pequeño posible. Machacamos los cominos. Se unen a los garbanzos, se adereza con las especias y condimentamos con sal y pimienta, no nos olvidamos de la levadura, que a mí siempre se me olvida.


6. Batimos los huevos, y medimos una cucharada de harina de garbanzos sin gluten, si queréis que quede más denso por dentro poned más harina, a mí me gustan más jugosos y blandos. Agregamos a la mezcla y dejamos reposar en la nevera bien cubierto con film de 30 minutos a 1 hora. 


7. Vamos con la salsa de yogurt. Unimos todos los ingredientes y dejamos reposar cubierto en la nevera.


8. La masa de la pita habrá subido ya . Precalentamos el horno a 250ºC.
9. Dividimos la masa en 8 trozos similares. Boleamos o damos forma de bolas, estiramos con el rodillo dejamos reposar unos minutos sobre la bandeja del horno, untamos la superficie con aceite y un pincel y posteriormente metemos en el horno durante 10-15 minutos o hasta que suenen a hueco. Salen 8 pittas o 12 mini-pittas

 


 10.Cuando salgan envolvemos en un trapo limpio.



11. Ponemos aceite de oliva o girasol en la sartén, suficiente para freír, cuando esté caliente freímos los falafel hasta que estén doraditos. El aceite no debe de estar excesivamente alto, pues se quemarían y no se harían por dentro.



12. La masa del falafel estará pegajosa así que mejor nos ayudamos de dos cucharas para obtener las mini hamburguesas, también podemos agregar un poco más de harina de garbanzos sin gluten.
      Abrimos las pittas introducimos unos falafels y ponemos la salsa de yogurt.
     

lunes, 9 de junio de 2014

PIZZA SIN GLUTEN CON SALSA DE CEBOLLA CARAMELIZADA, TORTA DEL CASAR Y BRIE

  Pequeño problema cuando el almuerzo o la cena consiste en algo que no podemos compartir; pasta o pizza suelen ser los más problemáticos, las ollas se acumulan por doquier, la limpieza ha de ser exquisita, los cucharones no se pueden confundir y las dudas empiezan a acumularse a la hora de comer, o sea, que al final es todo un rollo comer alguno de estos platos. No es que sea muy apasionada de la comida italiana, desde pequeña me era muy pesada, dura de digerir y su sabor no me encandilaba como a todos mis amigos (parece que apuntaba a maneras), pero bueno, uno se acostumbra o se pone enfermo, es lo que hay.
   Después está esa maravillosa elasticidad que tiene la harina sin gluten, (es ironía), puedes estirar y estirar o pasar por la maquina de pasta, aquello parece como cuando te haces la plancha en el pelo y estás en un sitio húmedo, ese día parece que tienes el pelo más rizado que nunca.
   Pues nada, hoy tocaba pizza, y para más "inri" se me ocurrió hacerla con Proceli, de sabor estaba bien, nunca como con gluten, pero lo que es la figura de la pizza... los bordes dejaban bastante que desear. Si es para uno mismo, no anda mal la cosa, pero si es para invitar, como que queda un poco desconcertante, la podéis presentar como si fuera una Torta, así nadie pone pegas ni critican la forma de vuestra pizza. Mala hora para las ironías...
    Evidentemente necesitas 1/2 parte más de harina sin gluten que con gluten, porque no sube lo mismo y no se puede estirar tanto. Por otro lado, tenemos ese color blanco incandescente, que se mantiene una vez horneada la susodicha masa de Proceli.
Recomendación: la masa de pizza siempre con Schär Mix B panificable y para el que pueda de harina de trigo. Por lo demás es una de mis mejores pizzas en cuanto a ingredientes.


    Creo que con media pizza va bien para una persona, al menos para mí, pero depende de lo glotones que seáis.
Para una pizza mediana
1 hora
PIZZA SIN GLUTEN CON SALSA DE CEBOLLA CARAMELIZADA,TORTA DEL CASAR Y BRIE

Ingredientes:

6 cucharadas de harina de Proceli
10 g de levadura panificable sin Gluten (refrigerada del Mercadona)
Sal
Azúcar
1 cucharada de aceite
50 ml de agua caliente aproximadamente o menos

Relleno:

1 cebolla mediana
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
2 lonchas finas de jamón serrano
1 cucharada de Torta del Casar (colmada)
Unas lonchas de queso brie
Unas aceitunas
Orégano
Un poco de aceite de oliva para caramelizar la cebolla
2 o 3 cucharadas de nata para cocinar

Elaboración:

       La masa tiene una flexibilidad nula. Avisado queda.
       Como ventaja, un sabor menos avinagrado que otras harinas panificables.
       Disolvemos la levadura en un poco de agua caliente y ponemos una pizca de azúcar.
       Añadimos el harina, y por último ponemos la sal.
      Agregamos el aceite y comenzamos a amasar con los dedos, no añadimos más agua hasta que el harina no haya absorbido todo el líquido anterior. Amasamos, amasamos (necesito un robot de cocina...) y dejamos reposar media hora.
       Rallamos fina la cebolla y la ponemos a pochar, en realidad a caramelizar, ha de estar a fuego medio-bajo. Tarda entre 30-35 minutos, remover, que no se queme. Podéis mirar el post de cebolla confitada.
      Cortamos los pimientos como más nos guste, el jamón a trocitos y las aceitunas por la mitad. Cortamos el queso Brie en láminas.
      Cuando la cebolla esté caramelizada ponemos un poco de nata y 1 cucharada de Torta del Casar. Mezclamos y apartamos del fuego.



      La masa habrá casi duplicado su volumen, la estiramos y damos forma de pizza, ponemos la crema anterior sobre la pizza y extendemos.
     Precalentamos el horno a 220ºC.
     Ponemos los pimientos, el jamón y el queso Brie. Terminamos con las medias aceitunas y rociamos con orégano.
     Metemos al horno unos 20 minutos manteniendo la temperatura. Ya tenemos una pizza.

      

domingo, 8 de junio de 2014

CEBOLLA CONFITADA

  Quiero incidir en el tema con este post para explicaros cual es la diferencia entre la cebolla confitada y la caramelizada con azúcar, es simplemente una forma de distinguir, no tenéis que llamarla así, la llamáis como queráis; simplemente es cebolla sin azúcar ( a la que vamos hoy) y cebolla con azúcar, ni punto de comparación, la primera está más rica.:D.
 


    Este es el color que pretendemos conseguir con la cebolla. Nada de cebolla quemada.
    Lo interesante es hacer una cantidad grande porque al caramelizar se quedarán en nada, pero si no necesitáis mucha cantidad, tampoco vais a confitar 2 kg de cebollas.
    Para 4 personas os recomiendo como 4-5 cebollas. Primero cortamos las cebollas, dependerá por supuesto de para que la queráis, pero para mí su forma ideal es la juliana finita, ponemos aceite en una sartén, yo pongo 4 o 5 cucharadas máximo, siempre a fuego suave.
    Cuando el aceite esté caliente se añade la cebolla y se pocha, hay que mover a menudo para que la cebolla se haga de forma uniforme.
  No subimos el fuego en ningún momento, incluso lo bajamos si observamos que se nos puede quemar la cebolla. Y seguimos removiendo.
 Cuando hayan pasado unos 20-25 minutos y tenga color a miel doradita, añadimos unas 2 cucharadas de agua y no dejamos de remover, quedará una cebolla caramelizada perfecta. Apartamos del fuego y reservamos.
  Los jugos de la cebolla se derriten y producen el sabor dulce y ese color caramelo. De esta forma conseguiremos una cebolla de alta cocina...  

jueves, 5 de junio de 2014

BIZCOCHO CON CEREZAS, CREMA PASTELERA Y CHOCOLATE BRILLANTE SIN GLUTEN

  Otro postre más, semana de postres, he estado muy ocupada últimamente, necesito otro descanso, cuando estoy tan ocupada necesito mezclar con mi pala de silicona y meter algo en el horno, y ¿qué mejor que alguna tarta? Así desconecto de la presión diaria y veo cosas hermosas.
   Esto de la cocina me alucina cada vez más, os aseguro que desde que hice los primeros macarrones con 15 años, me he empeñado en aprender cocina, hoy en día se ha convertido en algo que me apasiona. Pasaría el día en la cocina inventando, mezclando, guisando, batiendo, salteando y haciendo cualquier cosa que de como resultado algo sabroso y precioso. Creo que necesito probar algo que me impresione.
   Hoy voy ha realizar un bizcocho de yogurt, creo que lo llaman 1,2,3, en realidad, sin gluten, son otras medidas y otros derroteros, lo complicado viene después cuando no te sale el pastel como pretendes que salga. Así, que hoy me he propuesto no juzgar lo que salga... !y el resultado ha sido genial!



BIZCOCHO CON CREMA PASTELERA, COBERTURA DE CHOCOLATE BRILLANTE Y CEREZAS, SIN GLUTEN

Ingredientes:

Bizcocho:

1 yogurt de cerezas sin trocitos, vale de fresa
1 medida del yogurt de aceite de girasol o maíz
2.5  medidas del yogurt de azúcar
2 medidas del yogurt de harina panificable de Schaer Mix B (no lo queremos muy voluminoso, en su justa medida)
3 huevos L
Ralladura de medio limón
Una pizca de sal
12 g de levadura, yo he puesto Hacendado sin gluten

Nota: conseguimos una masa más consistente si ponemos 3 vasitos de harina de Proceli y una cucharada más de azúcar, sube mucho pero igual baja y queda tipo más cremosa, que no flan, sino más parecido, está exquisito, la foto anterior es con Proceli, evidentemente sin crema (no se puede cortar por la mitad, demasiado baja, demasiado empalagosa) la siguiente es con Harina de Schar Mix B, es mucho más bizcocho y esta si que la he rellenado:


    La de Proceli es más cremosa, está exquisita:


Crema pastelera:

175 ml de leche entera
50 g de azúcar
1 cucharada de Maicena
1 yema de huevo
1 cucharadita de azucar avainillado

Cobertura Chocolate y gelatina

5 cucharadas de azúcar
4 hojas de gelatina
75 g de nata
75 g de agua
50 g de chocolate en polvo

Para decorar:

250 g de cerezas a las que se les pueda quitar bien el hueso
2 cucharadas de azucar
2 hojitas de gelatina
1 vaso de agua fria

Preparación:

    1)   En primer lugar hacemos el bizcocho de yogurt, mezclamos el azúcar con los huevos y luego vamos agregando poco a poco los demás ingredientes. Unimos la harina y la levadura y la tamizamos, sobre todo es para que se unan bien. Si quedan muchos grumos hacemos uso de la batidora, hasta conseguir una masa muy fina (con Proceli es más dificil batir, necesitamos robot o un brazo experimentado)
       Ponemos en el horno a 180ºC unos 30 minutos, dependiendo del horno, yo tengo un tipo en una casa y otro en otra y en una he necesitado 35 minutos y en otra 27 minutos, así que a partir de los 25 minutos controlar pinchando con un palito seco, para asegurarnos de que está cocinado, pero jugoso.


     2)    Mientras hacemos la crema pastelera, en un cazo calentamos la mitad del azúcar, con la leche y el azúcar avainillado, ponemos a hervir.
      En otro recipiente unimos la Maicena y la yema de huevo y el resto del azúcar y hacemos una pasta, la ponemos en un cazo fuera del fuego. Cuando la leche haya hervido dejamos que pierda calor, colamos e incorporamos a la mezcla anterior, a fuego medio, calentamos sin dejar de remover con las varillas hasta que espese. Esto será cuando hierva unos 10 segundos. Dejamos enfriar.
    3)   Durante el tiempo que necesite el bizcocho enfriar, hacemos una crema de chocolate, ponemos la gelatina en agua fría y en otro recipiente mezclamos el azúcar, el cacao y la nata, calentamos un poco. Cuando la gelatina se haya hidratado incorporamos a la mezcla de cacao y disolvemos a fuego medio. Dejamos enfriar.


      4)   Una vez frío el bizcocho, cortamos por la mitad, rellenamos con la crema pastelera. Cubrimos con la otra mitad del bizcocho.
      Lavamos las cerezas, quitamos el rabito y con un palo de brocheta pinchamos y con la otra parte del palito apretamos para sacar el hueso. El hueso sale siempre por donde la cereza tiene el rabito.


       Limpias éstas, podemos cortarlas por la mitad o dejarlas enteras, quedan mejor si las cortamos, sobre todo para que no se deslicen.


      Ponemos la crema de chocolate con gelatina encima del bizcocho relleno y decoramos con las cerezas.
     5)   Por último, ponemos agua a cocer con azúcar. Previamente las 2 hojas de gelatina las hemos dejado en agua fría y cuando esté hidratadas, unos 10 minutos, la añadimos al agua. Disolvemos. Con un pincel mojamos toda la superficie del pastel y metemos al frigorífico, para que se solidifique la gelatina. Ya tenemos un bizcocho genial. Y además, en esta ocasión servirá para un mercadillo solidario...(el que no hemos empezado, claro), así que he terminado muy contenta.