viernes, 28 de febrero de 2014

PIPIRRANA DE PULPO.

   Pipirrana, el típico plato malagueño hecho con tomate, pimiento y cebolla picada, aderezada con sal, vinagre y aceite de oliva, pongámoslo en el orden correcto por favor porque después está sosísima.
    Con atún o caballa en aceite, con gambas, con surimi, con huevo cocido, con los boquerones ritos del día anterior o la bacalailla frita sobrante de alguna comida (cocina de aprovechamiento total) con bacalao desalado y asado, con aceitunas "partías", la pipirrana es un plato diario, tanto mejor si estamos en temporada de vetuallas, porque su sabor será mucho más intenso y tendrá más propiedades, pero al fin y al cabo tomates, pimientos y cebollas se venden durante todo el año.
     Pero en Málaga la auténtica pipirrana es la pipirrana de pulpo, la típica tapa que podrás degustar en cualquier bar, de cualquier barrio y diría que de los 103 pueblos de la provincia malagueña.
     En cualquier mercado malagueño encontraremos unos pulpos frescos y magníficos con los que hacer este plato.



Personas: 2
Dificultad: Fácil
Tiempo: 10 minutos con el pulpo cocido

ENSALADA DE PULPO MALAGUEÑA

Ingredientes:

    250 gr de pulpo cocido
    1 pimiento mediano tierno
    1 tomate de ensalada grande
    1 cebolleta muy tierna
    Sal
    Vinagre
    Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

1.- Trocea el pulpo cocido y reserva
2.- Pica el tomate, el pimiento y la cebolla en brunoise pequeña
3.- Adereza primero con sal, luego con viangre remueve bien y pon por último el aceite de oliva.

Recuerda que la sal se disuelve en vinagre pero no en aceite.


jueves, 27 de febrero de 2014

SOJA Y TIROIDES: PERJUICIO O BENEFICIO

   Desde luego no voy a intentar convertirme en el gurú de la alimentación, no se trata de nada, ni por asomo, parecido, pero sí creo que es importante que conozcáis las propiedades de los alimentos que entran en vuestro cuerpo.
   Con respecto a la Soja, desde hace años se nos viene vendiendo que la Soja es un producto realmente interesante para nuestra salud, anticancerígeno, ideal para la menopausia, para enfermedades coronarias. He trabajado como Nutricionista años y conozco muchos productos de herbolario, creo que bastante bien, al menos, sus efectos en mis clientes, esto solo son algunas ideas, no es un estudio formal.


   A veces recomendaba a personas que hacían dieta productos que contenían Soja, en principio, nada fuera de lo normal, hoy en día casi todo producto elaborado lleva soja. Pero ¿qué ocurría con un gran porcentaje de estas personas? pues que padecían un mal del siglo XXI, el hipotiroidismo.

   A pesar de que se trataba de dietas bastante equilibradas, que solo pretendían una reducción moderada de calorías con alimentos sanos y no procesados, cambio de hábitos sedentarios, el consumo de agua responsable y algún complemento alimenticio, mis clientes hipotiroideos me hablaban del cansancio y a la vez nerviosismo, como cuando les habían detectado el hipotiroidismo.

    Al principio no le dí importancia pero investigando leí en el prospecto de uno de los medicamentos recomendados para el tratamiento del hipotiroidismo el consultar al médico si se tomaban alimentos con soja, sin ninguna explicación adicional, pero no eran recomendables. El motivo, interfería con la absorción del medicamento.
 
    Llegó un momento en que a una de mis clientas con tratamiento para hipotiroidismo después de tomar salsa de soja en un chino empezó con síntomas digestivos fuertes y sobre todo me hablaba de temperaturas anormales en el cuerpo y otra sintomatología diversa. Después de descartar alimentos tomados en los días precedentes, llegamos a la conclusión de que la soja había sido el quid, confirmándose nuestra sospecha tras consumirla nuevamente unas semanas después y apareciendo los mismos síntomas.

    Entonces me propuse hacer un estudio de campo no formal, simplemente para mejorar la calidad de vida de mis clientes, disponía de una población extensa, en dos años habían pasado por la consulta unos 2500 clientes, aproximadamente un 20% (proporción realmente alta) tomaban hormona sintética para compensar su deficiencia de hormonas tiroideas.
 
    Si el médico de cabecera recomendaba a alguna cliente con Menopausia Isoflavonas de Soja, la dosis de tiroxina había que variarla en unas cuantas semanas, a veces de 50 a 175 mg de golpe, pero los médicos lo atribuían normalmente a que la paciente hacía dieta o a otras causas poco fundamentadas, nunca se acordaban de recomendar las isoflavonas fuera del un tiempo razonable después del consumo de levotiroxina. Me abstenía de recomendar cualquier alimento o producto con soja básicamente por aquel motivo.

      Aunque no está contrastado científicamente parece que dos de las isoflavonas de soja pueden competir con la enzima encargarda de la producción de tirosina, el hipotiroideo que consume soja, necesita más cantidad de medicamento para estar en un tono normal. En esta enfermedad no puedes controlar la cantidad exacta de levotiroxina diaria que se necesita, se hace una media y respecto a la cantidad necesaria se recomienda una dosis.

    Posteriormente fuí yo la que sufrió hipertiroidismo seguido de un  hipotiroidismo provocado y pude observar en primera persona los síntomas que vivían mis clientes cuando consumían soja. Fatiga, cansancio, nerviosismo, dolores intestinales, cambios de temperatura, malestar general, piel grisácea, debilitamiento del cabello y uñas, aumento de peso en cortos periodos de tiempo... aún teniendo correctamente indicada la dosis de levotiroxina.

      No pienses que por ser hipotiroide@ vas a sufrir los mismos síntomas, normalmente han de darse más variables, que de momento no sé cuales son, pero hay más variables porque no todos sufrían los síntomas con la misma intensidad y a veces éstos no eran perceptibles fácilmente y no había un motivo como que llevarán años consumiendo levotiroxina o que la soja fuera un ingrediente nuevo para ellos, había más causas que desconocemos.

      En la dieta tenía varios chicos jóvenes veganos que necesitaban adecuar su alimentación y venían en busca de ayuda para adaptar su alimentación diaria, en dos años y medio fueron 5, una población muy pequeña. Basaban su alimentación en productos derivados de la soja, pan de soja, hamburguesas de soja, leche de soja, yogures con soja, salsa de soja, tofu... pues con la soja sustituían la cantidad de proteína diaria necesaria, pero aunque era una población realmente pequeña, 2 de ellos habían notado algunos de los síntomas descritos, sobre todo, cansancio, nerviosismo, piel grisácea, caída de pelo, observable a simple vista. Ninguno de ellos con problemas de tiroides diagnosticados.
  
     La soja se ha introducido en el mundo occidental como la panacea de la salud, chinos y japoneses tienen una larga longevidad y no sufren los problemas de salud occidentales en tan altas proporciones. Pero hay diferencias evidentes, chinos y japoneses basan su alimentación en vegetales frescos, arroz y pescados, hasta hace una década y media no se detectaban enfermedades occidentales, ahora el cáncer de mama es tan habitual como en occidente porque cada vez la alimentación es más parecida a la de occidente.
   
     El procesado, el cultivo y el fermentado de la soja no se produce en occidente como en oriente, la soja transgénica ha invadido las despensas occidentales. La soja se encuentra en torno al 70% de alimentos procesados. Los cerdos que se alimentan con soja engordan más rápido y tiene una tiroides que triplica el volumen y es anómala. Hay un documento concenso de 2006 de multinacionales de alimentación pediátrica, en que se explican los efectos adversos de alimentar a los bebés con hipertiroidismo congénito con preparados con soja pues interviene en un incorrecto desarrollo evolutivo, destaca la persistencia de insuficiencia tiroidea a pesar del uso de una alta dosis de levotiroxina en los lantantes  con hipotiroidismo congénito alimentados con formulas de proteína de soja y la necesidad de su vigilancia, aunque el mecanismo fisiológico no está claro y hay que monotorizar su fución tiroidea una vez retirarada la soja, pues una alta dosis de levotiroxina también puede alterar la función tiroidea y provocar un hipertiroidismo iatrógeno.

   Soy consciente de que la soja interviene en la absorción del medicamento, pero ¿Cuál es el proceso? ¿Qué está ocurriendo con la soja? ¿Es positiva para nuestra salud? ¿qué calidad tiene la soja que se consume en occidente? a parte de esa capacidad de absorsión de la levotiroxina ¿por qué suceden determinados síntomas en pacientes que no sufren esta enfermedad? Tardaremos en responder algunas cuestiones, pues el hipotiroidismo no es la enfermedad relevante. Personalmente hago un consumo precavido y moderado, siempre lejos de la medicación al menos 5 horas después para que no afecte a su absorción, a veces me ha afectado mucho y otras en absoluto, quizás mi intestino es más permeable, quizás sufro intolerancia al gluten por esos mismos motivos, quizás... quizás.

    Al final me quedo con la frase de mi Doctor, "el mejor médico es uno mismo".

martes, 25 de febrero de 2014

HUMMUS Y COMO HACER TAHINE CASERO

    El hummus es esa receta con garbanzos que llegó de Oriente Medio y que se quedó para formar parte del dippeo . Elaborado con garbanzos, ya lo he dicho, zumo de limón y tahine (pasta de sésamo y aceite de semillas o algún líquido) fundamentalmente y que además de su procedencia árabe hay que contar con su origen egipcio y versión griega con sus variaciones.
    Al alcance de cualquier bolsillo, la carismática receta del hummus es plato fundamental para veganos, vegetarianos y onmívoros, quien lo prueba, suele repetir.
    Y aunque algunas líneas más modernas de alimentación no confían mucho en las múltiples propiedades de las leguminosas, han constituido la base de proteína vegetal de nuestros abuel@s, están repletas de hidratos de carbono complejos, vitaminas, minerales y muy poca grasa, yo sigo pensando que son un alimento de alta calidad y muy completo.
   Dicen que los griegos ya usaban los garbanzos como reconstituyente y para los problemas depresivos y el estrés, porque aunque no lo creáis, el estrés existió siempre, desde que el hombre es hombre se ha enfrentado a desafíos y cuando éstos nos superaban aparecía el estrés.
      Y aunque sin duda el mejor sabor lo aportan los garbanzos te recomiendo que los pruebes con otras leguminosas, pero puedes hacerlos con lentejas, cacahuetes (sí, también son de la familia de las leguminosas), semillas de algarrobo, habas o incluso con judias o guisantes.
     

Para picar
Muy Fácil
Solo necesitamos 15 minutos

HUMMUS 

Ingredientes

      400 gr de garbanzos cocidos (valen de bote)
      2 cucharadas de sésamo
      1 o 2 cucharadas de tahine (ahora te explico como puedes elaborarlo de forma casera)
      1 ó 2 dientes de ajos
      Zumo de medio limón
      Comino recién molido
      Pimentón dulce de Vera 
      2 hojas de laurel
      Sal
      Aceite de oliva
      Agua
     
Elaboración:

1.- Pon los garbanzos el día anterior en remojo (te dejo un enlace de como cocer las leguminosas). Cuece en la olla rápida con agua y laurel, sin sal, unos 40 minutos. Deja enfriar.
2.- Pon todos los ingredientes en una procesadora de alimentos y tritura muy bien. Ya está listo. Rectifica de limón y sal.
3.- Pon en un cuenco, decora con un hilo de aceite de oliva virgen extra y espolvorea con pimentón dulce o picante, un poco de cilantro picado y unos garbanzos cocidos si te apetece.
4.- Acompaña de pan de pitta sin gluten para mojar.

Cómo hacer Tahine Casero:

Necesitarás:

- 200 gr de semillas de sésamo crudas
- Cantidad suficiente de aceite de oliva, de girasol o del que dispongas puedes usar otro tipo de líquidos también se hace con agua o caldos suaves.

Elaboración:

1.- Pon una sartén amplia a calentar al fuego, pon las semillas de sésamo crudas y tuesta hasta que tomen color y desprendan su olor característico, no las tuestes demasiado pues podrían amargar.
2.- Tritura en la procesadora añadiendo poco a poco el aceite hasta que se haga una pasta densa, posteriormente puedes aligerar añadiendo un poco de agua.
3.- Guarda en un bote hermético en la nevera. Aguanta bastante pero en casa nos lo untamos hasta en el pan, así que no dura mucho.

   

MAGDALENAS CON CHOCOLATE SIN GLUTEN

   Las magdalenas son uno de los dulces más típicos y más fáciles de hacer, mezclas los ingredientes los dejas reposar en frío para que la levadura química haga su efecto, las metes en un horno bien precalentado y listo magdalenas para merendar o desayunar, ninguna ciencia, solo algunos trucos.  Al final (y al principio) nunca entenderé como se compran magdalenas industriales, pero claro lo industrializado nos facilita la vida.
   La obsesión de hacer la magdalena perfecta pego a mi puerta, como con los profiteroles, pero hacer la magdalena sin gluten perfecta tiene alguna ciencia más, encontrar una harina que se acomode a lo que quiero y a que no me sepan a artificial como las que compras empaquetadas.
   Mi magdalena perfecta: es una magdalena con aceite de girasol, que no deje regusto, con copete abierto, azucarada, lo justo, cierto sabor a cítrico que se queda al final de cada bocado, esponjosa y con alveólos, pero no tantos como los que produce la harina sin gluten (suele llevar levadura o impulsor), sin textura arenosa como la que produce la harina de arroz a veces, que huela a horno y que no sepa a productos químicos, me he ido un poco por las nubes, pero esa es en particular mi magdalena perfecta, estoy tardando en llamar a mi madre para que me de su receta...
   Las magdalenas con gluten han sido espectaculares visualmente, a parecer de sabor ideal y todo en su justa medida, son una preciosidad, con un copete dorado por el azúcar y un poco agrieteado.
   Las magdalenas sin gluten no son exactamente igual pero están ricas, el intenso sabor a chocolate ha apartado de mi memoria gustativa el sabor de la harina sin gluten, por un momento, pero en la segunda lo empecé a percibir y en la tercera ahí estaba de forma exponencial, mis amigos se llevaron unas cuantas, para ellos eran perfectas,..  pero bueno, si detecto el sabor de algo que ha estado refrigerado, aún sin saberlo, es normal que me pasen estas cosas.



Salen unas 12-15 magdalenas
En 20 minutos las tenemos enfriando
Fáciles

MAGDALENAS DE CHOCOLATE SIN GLUTEN 

Ingredientes:

    - 150 gr de harina no panificable sin gluten
    - 120 gr de azúcar
    - 2 huevos
    - 150 ml de aceite de girasol o algo más según la densidad de la masa
    - la mitad de un sobre de levadura químicansin gluten (cada sobre contiene 15 gr)
    - 3 cucharadas colmadas de Cacao Sin Gluten (Valor)
    - 1 cucharada de miel
    - 1 pizca de sal

Ganache:

    50g de chocolate de cobertura sin gluten (Nestlé)
    50 ml de nata para repostería

Elaboración:

1.- Bate los huevos con el azúcar hasta que dupliquen el volumen (puedes hacerlas con unas varillas eléctricas)
2.- Añade el aceite poco a poco e integra bien. 
3.- Tamiza la harina sin gluten, la levadura, el cacao y la pizca de sal. Bate todo perfectamente para que no queden grumos.
4.- Rellenas las cápsulas de magdalenas como 2/3 de la cápsula
5.- Lleva las magdalenas a la nevera y enfría entre 30 minutos o más antes de hornear.
6.- Precalienta el horno a 200ºC.
7.- Haz el ganache calentando la nata e introduciendo posteriormente el chocolate hasta que se disuelva, remueve constantemente. Enfría.
8.- Hornea a 180ºC entre 15 y 20 minutos.
9.- Saca y deja enfriar las magdalenas.
10.- Monta el ganache con las varillas eléctricas una vez frío, yo no lo hice porque me quedo super denso, una delicia.

Trucos y consejos:

1.- La miel preserva la humedad de la magdalena, también puedes usar azúcar invertido pero creo que si tienes que elaborarlo es más fácil la miel.
2.- Mete todo el aire posible al batir así serán muy esponjosas.
3.- Ten paciencia y deja reposar
4.- Si usas cápsulas profesionales no necesitaras de una bandeja de cavidades pues son mucho más rígidos y mantienen perfectamente la forma, y si no siempre puedes usar dos cápsulas juntas o moldes de aluminio desechables, aunque son más caros siempre se saldrán unas magdalenas perfectas.
5.- Si no tienes una bandeja para magdalenas usa flanera de metal, se trata de que suban y no se esparzan.


domingo, 23 de febrero de 2014

TORTITAS AMERICANAS SIN GLUTEN

   A diferencia de los crepes, las tortitas llevan levadura en su elaboración y además son más pequeñas que los susodichos. Elaboradas con leche, harina, huevo, sal, azúcar y mantequilla son esponjosas y deliciosas. Llamadas tambien Pankaques o Paqueques.
   Se hacen el Martes de Carnaval en los países anglosajones cristianos para preparar la víspera del miércoles de ceniza y de la Cuaresma.
   Ya acostumbrados a ver en las pelis americanas las tentadoras torres de tortitas regadas con un dulce sirope de arce, casi lo mismo que si nos ponen a los españoles con una bandeja de churros humeantes "típico tópico", nos parecen tan cercanas...
    Independientemente de la harina usada es necesario que no contengan Xantana para que la masa no se hagan una bola y mejor si no lleva levadura química pues le pondremos nosotros la necesaria.
  


Unos 30 minutos
TORTITAS AMERICANAS SIN GLUTEN
Ingredientes:
   - 6 cucharadas colmadas de Harina Dolce Mix C de Shär (como 100 gr)
   - 1 huevo
   - 2 cucharadas de azúcar
  -  1 cucharadas de aceite 
  - 3/4 de vaso de leche (como otros 100 ml o algo más)
  - 1 cucharadita de levadura química sin gluten
  - Una pizca de sal
  - Mantequilla
Elaboración:

1.- Pon todos los ingredientes en la batidora bate despacio hasta que tenga una textura suave y homogénea, debe queda densa pero manejable. Deja reposar unos 30 minutos tapado en el frigorífico.
                                  
2.- Una vez reposada la masa pon un poco de mantequilla en la sartén antiadherente y pon dos cucharadas de la masa, lo más redondas posibles y siempre del mismo tamaño, trabaja rápido al verter la masa o quedarán cercos en las tortitas.   
3.- Cuando la masa empiece a burbujear en la superficie y las burbujas se vayan rompiendo es hora de dar la vuelta a las tortitas. Dejamos por el otro lado un minuto o algo más y sacamos.
Amontonamos unas encima de las otras, para que no pierdan calor.
   Decora con frutas, chocolate, mermeladas, sirope de arce, agave... 
Consejos:
1.- Las Tortitas Americanas se hacen con Harina de Trigo especial para repostería sin impulsor ni levadura, aunque también puedes hacerlas con harina común.
2.- Deja reposar en el frigorífico una media hora para que la levadura química actúe mejor a la hora de tomar contacto con el calor (igual que con las magdalenas)

3.- No des la vuelta a la tortita hasta que las burbujas empiecen a romperse o quedarán un poco crudas por el centro.

viernes, 21 de febrero de 2014

COMO PREPARAR LA AUTÉNTICA SALSA DE AJOS

     La salsa de ajos, que no alioli, es una emulsión estable como la mahonesa, pero prescinde de esta última, no lleva leche y no lleva huevos. Con una cabeza de ajos, limón, aceite y sal podemos hacer una salsa de ajos espectacular, con sabor ajo, por supuesto, pero no del que tira para atrás ¿fácil, no? pues podría decir que no es tan fácil como parece porque como con todo una buena salsa de ajo precisa de unas cantidades correctas  y esas cantidades son las que tú uses y no otras y para eso hay que hacer muchas salsas de ajo, igual que muchas tortillas de patata para que queden como deseas.  
     Esta es una salsa de mojar pan así que no dudes en hacerla porque no te dejará mal aliento y conquistarás a todos.
 

   Tardamos, prácticamente, lo que invirtamos en pelar los ajos.
   Fácil

SALSA DE AJOS SIN MAHONESA Y SIN GLUTEN

  Necesitamos:
 
   - 1 cabeza de ajos
   - 1 limón pequeño
   - 1/3 de cucharilla de sal
   - 1/4 de vaso de aceite de oliva
    Fácil, ¿no?

   Elaboración:

1.- Pela los diente de ajo y pon en el vaso de la batidora, pon el zumo del limón, sal y ve agregando el aceite poco a poco hasta que amulsione.
2.- Corrige la acidez y la sal hasta que se convierta en una salsa suave de ajos.

- Tiene una consistencia similar a la de la mahonesa, pero sin ella
- La puedes usar para hacer canapés aperitivos, salsear pescados, mariscos, sepia, carnes, higaditos de pollo a la plancha, atún, cordero, navajas, chirlas y almejas.... son interminables las opciones

   Esta foto es de jibia a la plancha con salsa de ajos. Escandalosamente buena.


   También podéis probar: Pintxo de filete con huevo de codorniz con esta salsa, está de vicio.

jueves, 20 de febrero de 2014

SALSA BOLOGNESA

    Puedo decir que la mejor salsa bolognesa la comí en un Bistro de Lovaina, creo que en la calle Naamsestraat a la derecha de la fachada del Ayuntamiento de Lovaina, fuí tan tradicional que me pedí los Tagliatelle a la Bolognesa y una mousse de chocolate y café de la que sí que conseguí la receta y ya os mostraré.
   Ya un poco cansada de estar comiendo durante 8 días los típicos mejillones con las frites (patatas cocinadas en grasa de buey), los magníficos costillares a la brasa o los chocolates, para mí los mejores del mundo, me enamore de los Godiva y para más "inri" nos alojamos frente a una de sus tiendas.
    Creo que allí comenzó mi calvario con el gluten y es que para probar todas las cervezas de Bélgica hay que tener mucho estómago y mucho tiempo, cada zona tiene la suya.
    La idea era hablaros de una salsa tradicional italiana y no de la gastronomía de Bélgica.
   A lo que voy, como fue allí donde probé la mejor bolognesa, me propuse repetir bolognesas hasta que consiguiera algo parecido a lo que había comido en aquel Bistro. Pude averiguar leyendo por ahí que no se usaba aceite de oliva en la receta original sino panceta, además era de carne de buey y nunca mezcla, tampoco se usa la albahaca, de eso sí era consciente, pero a mí me encanta en la salsa de tomate y en la bolognesa más, así que son una incorporación incorporadas después y no tienen que ver con la receta original.
     Creo que acabo de encontrar el secreto de la salsa bolognesa de aquel Bistro, aunque no lo podáis creer, escribir me aclara las ideas, pienso más despacio, !era la grasa de buey!.... estoy convencida, si lo usaban para todo...



Personas: 4
Tiempo: 45 minutos (sin hacer la pasta)
Dificultad:

 MACARRONES CON SALSA BOLOGNESA

Ingredientes:

   150 gr de carne picada de cerdo
   150 gr de carne picada de ternera
   1 cebolla
   1 zanahoria
   1 hojas de apio
   1 tomate maduro
   1/2 taza de vino blanco
   La puntita de una cucharilla de azúcar
   1/2 taza de nata líquida para cocinar
   1/2 cucharada de mantequilla
   Hojas de albahaca fresca
   Pimienta
   Sal  
   Aceite de oliva suave


Preparación:

1.- Pica en brunoise pequeña la zanahoria, la cebolla y el apio.
2.- En una sartén pon el aceite y la mantequilla (grasa de buey desde hoy mismo, a ver donde se encuentra la susodicha).
3.- Rehoga la zanahoria y la cebolla. Añade la carne picada (originariamente en trocitos como el tartar y cortada a cuchillo) dejamos dorar la carne.
4.- Añade el tomate triturado, pon un poco de pimienta, sal, la albahaca picada (opcional) y una pizca de azúcar para corregir la acidez del tomate.
5.- Cuando se haya evaporado el líquido del tomate añadimos el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol. Cuando se evapore, agregamos la nata (leche fresca en la original), damos un hervor y a comer.

   No olvides cocer tu pasta preferida (para mí sin gluten) para acompañar esta rica bolognesa, cubrir con un parmiggiano o granna padanno rallado y acompañar de una copa de Chianti, de postre un tiramisú y plan italiano para el fin de semana.

Que aproveche!!!

miércoles, 19 de febrero de 2014

PAPAS CON CHOCO SIN GLUTEN

   La pota, aún siendo el hermano pobre del calamar, aporta un sabor muy interesante a nuestros platos, ese sabor tan característico de los moluscos cefalópodos, aunque resulta menos delicada. Si os digo la verdad nunca la había comprado, pero el pescadero del barrio me convenció para que me la llevara y la verdad no me ha decepcionado.
   Papas con Chocos, un plato típico de la zona de Cádiz, la primera vez que lo comí no sabía si quiera que había pedido, pero el camarero muy amable me explico que aquello era un guiso de jibia con patatas.
   La pota, el calamar (o chipirón versión pequeña y chopito, mucho más pequeña) y  la jibia (choco o sepia) proporcionan las mismas propiedades a nivel alimentario y los mismos nutrientes, muchas proteínas, fósforo, potasio, magnesio y una buena cantidad de vitamina B3 y B12 , así como pocas grasas. Fácil de cocinar, nos permiten elaborar una gran variedad gastronómica.
  El estofado o guiso sin lugar a dudas está destinado a estos moluscos, pues queda tierno y sabroso, como últimamente, otro plato reconfortante para los días de frío.


Para 4 personas
Muy fácil
25-30 minutos

PAPAS CON CHOCO SIN GLUTEN

Ingredientes:

   500 gr de Pota
   500 gr de patatas de guisar
   1 puerro grande
   2 tomates maduros
   1 pimiento
   Medio vaso de vino blanco
   Colorante alimentario sin gluten
   Hoja de laurel
   2 dientes de ajo
   3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
   Agua
   Sal
   Opcional: guisantes o chicharos

Elaboración:

1.- Pica la verdura pequeña, la cebolla, el tomate, los ajos y el pimiento. Pela las patatas y lávalas
2.- Corta la pota en dados del tamaño que más te convenzan.
3.- Pon a fuego medio una cacerola ancha y baja con un poco de aceite, pon primero los ajos que el aceite tome sabor, añade la cebolla y el pimiento y pocha a fuego medio.
4.- Mientras tritura el tomate y añade cuando la verdura este cocinada, añade también la hoja de laurel, salpimenta.
5.- Agrega el tomate triturado y rehoga hasta que se evapore el líquido.
6.- Añade la pota y saltea un poco, añade el vino y deja que se evapore el alcohol.
7.- Añade agua solo hasta cubrir la pota, salpimenta y deja que empiece a calentarse. Cuando tome temperatura chasca las patatas y agrega al guiso.
8.- Pon un poco de colorante alimentario y deja cocinar hasta que las patatas estén hechas. (unos 20-25 minutos aproximadamente)
9.- Rectifica de sal y listo para comer.
 
    Como es un guiso bastante rápido aprovecho para tener siempre un poco de sepia en el congelador.
       
    Que aproveche!!!


LA MEJOR TORTILLA DE PATATAS: LA DE MI MADRE

    La tortilla de patatas, ese gran plato.
    Elaborada con huevos, patatas y cebolla o no... el debate que se ha saltado la cuna de los tiempos para seguirnos y torturarnos. A estas alturas, no seré yo quien habrá nuevamente la polémica, así que quien quiera cebolla que se le ponga y quien no pues eso, de si originariamente la lleva o no, idem de lo mismo.
    Por lo que veo en internet ya nadie se conforma con hacer una simple y tradicional tortilla de patatas, lo siento yo HOY sí, y no soy mayor pero cuando me paseo por internet me siento una troglodita. Mañana haré una deconstrucción pero hoy quiero tortilla de patatas, de las que te ponen en los bares de tapas con el vermut y, sobre todo, la que hace mi madre.
    En aquellos tiempos en que se podía conducir con 7 personas en un coche de 5 plazas, en que el cinturón de seguridad era nada más que para decorar, que si tomabas una cervecita fresquita en la playa y conducías no te multaban, en aquellos tiempos en que todo parecía más fácil... mi madre llevaba a la playa una fabulosa tortilla de patatas que todos los chicos y chicas atacábamos a la hora de almorzar.
   Todo el mundo dice que la tortilla de su madre es la mejor, y es cierto, pero la de mi madre era la preferida de todos mis amigos. Las demás tortillas se quedaban allí, para los mayores, no porque estuvieran malas, no, pero la de mi madre, era la de mi madre y es que sus tortillas de patata son las mejores.
   Lo que queda claro en esta receta es que con los mismos ingredientes a ninguno nos sale la tortilla igual, así que, pasión por la tortilla y mucho cariño, por lo menos, para que nos salga lo mejor posible.
   Además, de picnic, la tortilla aún está más rica ¿no os parece?


TORTILLA DE PATATAS

Ingredientes:

   500 kg de patatas blancas
   5 huevos
   Opcional:  1/2 cebolla grande
   Sal
   Aceite de oliva suave

Elaboración:
 
1.- Corta las patatas en brunoise pequeña, es costumbre, se que la mayoría dirá que en lascas.
  

2.- Cuece las patatas en aceite de oliva caliente pero a fuego bajo medio. Deben quedar cocidas y un pelín crujientes en el exterior, no fritas.
3.- Si pones cebolla pica también en daditos pequeños y añade en los últimos 5 minutos para que no se quemen, han de pocharse.


4.- Bate los huevos en un bol con sal, agrega las patatas escurridas. Remueve y deja que se impregnen bien del huevo.
5.- Retira parte del aceite de la sartén y pon la mezcla en ella, iguala.
5.- Deja a fuego medio por un lado 5 minutos y da la vuelta con ayuda de un plato para hacerla por el otro, unos 2 minutos.

et voilà!!! Hora de que busques tus trucos para hacer una rica tortilla de patatas, pero estoy convencida de que una buena tortilla de patatas es resultado de la pasión que pongas en ello.

lunes, 17 de febrero de 2014

BERENJENAS RELLENAS SIN GLUTEN Y DÉGORGER

   La berenjenas rellenas constituyen un plato muy interesante desde el punto de vista culinario y desde el punto de vista nutricional. Habitualmente se usa el procedimiento de dérorger, para purgar o depurar el producto y se usa para eliminar líquidos y otros elementos que podrían estropear la elaboración final. Es una técnica culinaria que consiste en sazonar ligeramente algunos alimentos como el pepino o la berenjena, dejándolos que reposen cierto tiempo para conseguir eliminar el líquido amargo que puedan contener.
    
   La berenjena es un producto indio muy interesante por su versatilidad, los platos que se pueden elaborar con berenjeras son numerosos, producto muy usado en la India, en el mundo árabe y en China, aunque extendidas por todo el mundo en la actualidad.

   La musaka (lasaña de berenjenas con verdura y carne) el Baba ganoush o Mutabal (el puré de berenjenas), el Baingan Bharta (guiso de berenjenas ahumadas con masala, cebollas y tomates) o a las berenjenas al estilo chino (entre guisadas y confitadas y con ajo, soja, cilantro...), tenemos una larga lista de recetas. Nosotros hoy nos quedamos con esta humilde pero riquísimas berenjenas rellenas.


Para 2 personas
Tiene una dificultad Media
45 minutos para ir a la mesa

BERENJENAS RELLENAS

Ingredientes:

   2 berenjenas grandes
   300 gr de carne picada de cerdo y ternera
   1 zanahoria
   1 pimiento pequeño
   La parte blanca de un puerro
   Un trozo de pimiento rojo
   2 cucharadas de tomate frito
   Queso rallado (distintos tipos: cheddar, manchego, parmesano...)
   Comino
   Pimentón dulce
   Tomillo
   Sal
   Aceite de oliva virgen


Preparación:

1.- Lava y quita el tallo a las berenjenas, corta por la mitad. Hacemos unos cortes profundos rociamos con sal y aceite de oliva virgen extra.
2.- Precalentamos el horno a 200ºC.
3.- Cocina las berenjenas hasta que estén blanditas, algo más de media hora.


4.- Mientras lava y pica la zanahoria, los pimientos y el puerro. Pocha con aceite y sal.


5.- Introduce la carne picada y deshace con la verdura. Pon sal, pimienta, pimentón dulce y un poco de comino recién molido. Mezcla bien.


 6.- Saca las berenjenas del horno y quita, con ayuda de una cucharilla, la carne de la berenjena e introduce, a trocitos, a la farsa. Removemos un poquito y apagamos, porque las berenjenas ya están horneadas.
   Rellena las berenjenas con la mezcla.


7.- Ralla los quesos y pon encima de las berenjenas, mete en el horno y gratina. Listo.
 




       Puedes añadir bechamel a la farsa, yo no lo hice, todavía no encuentro harinas de mi gusto para una bechamel, aunque la próxima pruebo a hacerla con Maicena.

Que tengas un feliz día!!!

domingo, 16 de febrero de 2014

SOLOMILLO DE CERDO CON MANZANA

     La salvación de las ocasiones especiales, el solomillo, una carne magra, que da mucho juego, puedes acompañar de foie, de quesos, de frutas, que esta rico a la plancha y a la brasa, que tiene cualidades de alto nivel nutricional y aporta muy pocas grasas.
       He de confesar que aunque el plato tenga más años que Matusalen, soy una fan incondicional y algún día le daré un toque más personal, algún día...
       Como hoy tenía invitados para cenar me fuí volando a la carnicería, a la frutería y al super, no es que el plato haya quedado redondo a nivel visual pero tenía 3 platos más por hacer y no tenía tiempo para más.


Para 4 personas
Fácil
20-25 minutos

SOLOMILLO DE CERDO CON MANZANA

Ingredientes:

  800 gr de solomillo de cerdo
  1 cebolla
  1 manzana y media
  1 copita de Vino dulce de Málaga o Pedro Ximénez
  Salsa barbacoa
  Sal
  Pimienta recién molida
  Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

1.- Corta el solomillo en medallones medianos, un dedo de grosor. Pinta con salsa barbacoa y aceite.
2.- Pica la cebolla y una manzana y pocha todo en la sartén con aceite hasta que la cebolla esté transparente.

3.- Corta la otra media manzana en juliana y marca a la plancha con un poco de aceite de oliva.
4.- Cocina el solomillo en la plancha, cuando esté echo por abajo, damos la vuelta sin pinchar la carne ponemos sal en escamas y cocinamos por el otro.
5.- Una vez pochada la cebolla y la manzana pon el vino dulce, reduce y bate, si es posible pasa por un tamiz, a mí no me dió tiempo.
6.- Pon la salsa de manzana en el plato, encima el solomillo y decora con los gajos de manzana fritos.
  

jueves, 13 de febrero de 2014

TARTA DE FRESAS SIN GLUTEN

   Las fresas son un ingredientes imprescindible en cualquier tarta de frutas que se precie, su color y aspecto hace que cualquier postre sea más que apetecible. La temporada parece que cada vez comienza antes, aquí somos fieles a las fresas, pero esas pequeñas que cultivas en casa y que conservan aún ese perfume a tierra cuando las lavas, tienen un intenso sabor y saben a las fresas de las de antes, o sea, poco artificiales y que no son de producción masiva.  El problema es que todos no disponemos de espacio suficiente para montarnos el jardín en casa y a veces no disponemos de espacio ni para una maceta.
   Igual que una tarta de fresas tiramos de un delicioso batido o un gazpacho con fresas, para hacer mermelada, un coulis para decorar postres, pero también podemos hacer un susgestivo pintxo de bacalao y fresas, una ensalada de frutas, atún marinado con fresas, unas brochetas de fresas con melón, helados o golosinas... las opciones son extensas.
    Además aprovecho la receta para hacer también la crema pastelera sin gluten y así mato dos pájaros de un tiro. 



Para 6 porciones
1 hora
Bueno se puede complicar lo que se desee

TARTA DE FRESAS SIN GLUTEN

Ingredientes:

Para la masa:

   - 1 plancha de hojaldre sin gluten

Para la crema pastelera:

   - 500 gr de leche
   - 3 huevos
   - 120 gr de azúcar
   - 50 gr de Maicena
   - 10 gr de mantequilla
   - Piel de limón
   - 1 rama de canela

Para decorar:
  
   - 8 fresones o 12 fresas
   - Mermelada de fresas
   - unas gotas de zumo de limón
   - 1 hoja de gelatina neutra


 
Elaboración:

1.- Elabora la crema pastelera, calienta la leche junto a la piel de limón  (sin la parte blanca) y la rama de canela.
2.- Mezcla en un bol la maicena y el azúcar. Mezcla y agrega los huevos. Bate hasta obtener una pasta homogénea ( puedes hacerlo también solo con yemas)
3.- Cuando hierva la leche colar sobre la mezcla de huevos sin dejar de mover con las varillas manuales.
4.- Colar todo sobre el cazo y espesar a fuego lento para que no salgan grumos y no se pegue. Una vez espesada, esparce en una bandeja pon mantequilla sobre ella para que no se haga costra. Tapa a ras con film transparente y deja enfriar.
5.- Precalienta el horno a 200ºC o 220ºC.
6.- Da la forma deseada a la tarta procurando doblar el filo del hojaldre y pinchando la superficie con un tenedor. Hornea según las instrucciones del fabricante, para que no se hunda la superficie cubre con papel de horno y pon encima garbanzos para que no suba.


7.- Cubre con la crema pastelera, enfría.
8.- Pon la mermelada de fresas en un cazo y lleva al fuego, pon unas gotas de zumo de limón, sumerge la hoja de gelatina en agua fría. Cuando la mermelada esté caliente añade la gelatina y disuelve. Deja que atempere.
8.- Decora con fresas el hojaldre y rocía la mezcla de mermelada de fresa por la superficie. Deja enfriar y a merendar.


miércoles, 12 de febrero de 2014

SOPA DE PESCADO Y MARISCOS

    Hay tantas sopas de pescado como cocineros existen, no hay ni una igual y si nos damos una vuelta cada lugar tiene la suya propia.
   En Málaga, por tener el mar como bandera, tradicionalmente se hace el Gazpachuelo , el Emblanco, las cachorreñas, las cazuelas de arroz, patatas o fideos o las Sopas de Marisco, quizás las dos primeras las más diferentes a las que me encuentro en el resto del país. Alucina pepinillos la variedad gastronómica que tiene España y sin mencionar el resto del mundo, cantonesa, bullabesa. cioppino, mae-un tang, pira caldo, por darle una pequeña vuelta al globo.
   Quizás lo más importante es que una sopa de pescado sea reconfortante, sabrosa y que sepa a mar, una deliciosa sopa de pescado que nos acompaña los días fríos y también en los que hace calor. Rica y nutritiva que nos recuerda al sabor hogareño.



Para 4 personas
Tenemos para una horita
Con dificultad media

SOPA DE PESCADO

Ingredientes:

   400 gr de merluza (valen filetes)
   16 langostinos
   200 gr de chipirones limpios
   Opcional: 150 gr de almejas
   3 zanahorias
   2 cebolla 
   2 puerros
   2 hojas de laurel
   Unas patatas
   Una copita de brandy
   Aceite de oliva virgen extra
   Sal
   Pimienta recién molida
   Pimentón dulce de Vera

Elaboración:

1.- Pela las gambas y reserva los desperdicios (cabezas y cáscara) para hacer un fumet. 
2.- En una olla pon un poco de aceite y agrega una zanahoria, 1 cebolla y un puerro en trozos medianos, saltea y pocha bien. Añade las cabezas y cáscaras de las gambas y sofrie. Pon una hoja de laurel y pimienta en grano y cubre de agua. Deja cocer 30 minutos. Si compraste merluza entera agrega los restos y cabeza con las cabezas de las gambas y sofrie un poco antes de poner el agua. Colar y reservar
2.- Mientras pica pequeña el resto de la verdura reserva las patatas. Saltea la verdura con aceite, pimienta y sal, pon la copita de brandy una vez pochada y flambea. Retira la verdura y bátela.
3.- En la misma olla pon las patatas troceadas, el pimentón, cocina a fuego bajo para que no se queme, añadimos los chipirones, la merluza en trozos grandes, damos un salteado y cubrimos con el fumet aún caliente. Añadimos la verdura batida para trabar un poco el caldo y dejamos cocinar. 
4.- Rectificamos de sal y pimienta y en los últimos minutos añadimos las gambas o langostinos.

     Prueba a poner un poco de ñora o pimiento choricero, le da un sabor especial.

     Espero que os resulte de lo más reconfortante.

martes, 11 de febrero de 2014

TRUCOS PARA LA MEJOR ENSALADILLA RUSA

    Esta semana estoy analizando y pensando en las 51 recetas que hasta ahora he publicado, es cierto que en muchas de ellas, por su propia idiosincrasia, no hay posible contenido en gluten, un estofado, una sopa no tienen porque llevarlo si no queremos.

   Desde el principio quise hacer un blog de cocina y os aseguro que me llevó mucho tiempo decidirme a hacerlo además de mucha valentía, de la que prescindía en aquel momento, el empuje para comenzar con esto lo dieron el diagnóstico (empecé a tener ganas de vivir una vez eliminado el gluten) y mi chico (que siempre está ahí), entonces me centré en los platos sin gluten, sobre todo de la gastronomía española. A veces me gusta ir tan, tan y tan sobre seguro que pierdo el tiempo inútilmente, quizás también te ha pasado a ti, así que Pintxopinche tardó más de un año en pasar de la oscuridad a la luz. :p

    Hoy traigo otro plato típico español, español y de más continentes, pues no somos los únicos que la hacemos, "haberlas, haylas" en muchos sitios. Pero ¿por qué  traigo precisamente en este momento una ensaladilla rusa? He empezado con recetas de lo más tradicionales y sencillas, con lo insegura que soy para todo, indudablemente seguiré algún tiempo así, espero que no otro año.

   Y es que me he dado cuenta que aquellas marcas de mahonesa que usaba de siempre, llevan gluten.... ahahhhhh!!! y eso me ha hecho abrir los ojos a una realidad que no me había planteado, ¿cuántas cosas llevan gluten? miro etiquetas como si me hubiera vuelto obsesiva compulsiva, tardo el triple de tiempo en hacer la compra y estoy aborreciendo los productos preelaborados, miro hasta las latas de aceitunas y compro lo que menos aditivos, colorantes y conservantes lleve. No me hago vegana porque ya con que me quiten el gluten y a lo peor los lácteos, está siendo suficiente y porque me gusta todo, si no me lo planteaba.

    Así, que además con esto, me he dado cuenta de que ni una ensaladilla rusa puedo comer cuando salga de tapas.


Para 4 a 6 personas
30 minutos
Fácil

ENSALADILLA RUSA

Ingredientes:
  
   4 patatas medianas
   2 zanahorias medianas
   2 huevos
   2 latas de atún
   1 lata pequeña de maíz
   1 lata pequeña de aceitunas
   1 tacita de mahonesa casera
   Pimientos del piquillo

Elaboración:

1.- Pon las patatas bien lavadas con piel a cocer en agua y sal, unos 20 minutos desde agua hirviendo. Aunque también las puedes asar en el horno unos 55 minutos a 170ºC. Si las cueces en agua déjalas enfriar en el mismo agua, después pela y corta en daditos. Si las haces al horno, saca, deja enfriar, pela y corta en daditos.
2.- Cuece las zanahorias hasta que estén tiernas.
3.- Cuece los huevos, cuando hierva el agua, a fuego medio para que no se rompan, introduce los huevos y deja cocinar 12 minutos de reloj. Enfría en agua con hielo cortando la cocción, facilita pelarlos.


4.- Pica un puñado de aceitunas, escurre el atún y el maíz.
5.- Mezcla las patatas, las zanahorias, el atún, dos de los tres huevos picados, las aceitunas y el maíz (también valen guisantes)


6.- Haz una mahonesa casera, pon en el vaso de la batidora (!ya tengo batidora!) el huevo, un vaso de aceite, un poco de vinagre o limón, medio diente de ajo y sal. Bate sin mover el brazo de la batidora  hasta que emulsione, una vez conseguido ya puedes batirlo todo bien.
7.- Pon dos cucharadas de mahonesa bien colmadas y remueve hasta que todos los ingredientes se integren bien intentando no hacer una papilla con las patatas, suavemente como si mezclaras los ingredientes de un bizcocho.
8.-Después usamos el resto de la mahonesa para decorar la ensaladilla de patatas, pondremos rodajas de huevo, pimientos del piquillo y aceitunas para decorar. Servimos.


TRUCOS PARA LA ENSALADILLA RUSA:

1.- Si cocemos las patatas enteras con piel y después las dejamos enfriar en el agua de cocción, la patata será más cremosa y quedará más suave. Inconveniente, tardamos más en cocerlas y tenemos que prepararla bastante tiempo antes de hacer la ensaladilla. Si las troceas y dejas enfriar en agua, el resultado es muy similar pero tardamos menos, aunque también se rompe más.

2.- Las patatas deben ser apropiadas para cocer, tipo Monalisa o similar.

3.- La mahonesa es mejor casera, pero siempre tendremos más cuidado con su conservación, a veces uso Ibarra, ésta no contiene lactosa (también estoy en transito de pruebas) ni gluten y además es la mejor textura del mercado para las patata, espesa pero es muy suave y manejable.

4.- Muy importante, no pasarnos con la mahonesa, para mi gusto, si la ensaladilla baila habremos quebrantado la regla principal: nos hemos pasado tres pueblos con la mahonesa y no hay algo peor que una ensaladilla rusa pasada de mahonesa. Para esta cantidad yo uso unas 5 cucharadas aproximadamente incluida la decoración

5.- Si le picas una cebolla tierna en brunoise pequeña le dará un sabor riquísimo.


   Y tú ¿tienes algún truco para la Ensaladilla Rusa? 

lunes, 10 de febrero de 2014

PANECILLOS DE LECHE SIN GLUTEN

    Nuevos experimentos con las masas y el pan sin gluten. Como después de 5 meses haciendo pan me he dado cuenta que no es lo que quiero, insisto en ello y no dejo de experimentar, no se lo que me habré dejado en harinas sin gluten, entre el trayecto de ida y vuelta (porque aquí donde vivo no encuentro harina sin gluten y tengo que recorrerme 30 km para obtenerla), los precios y el horno, el pan sin gluten, para que no me guste, me está saliendo a precio de Rodaballo.
    Es la primera vez que tras salir el horno pan sin gluten lo han devorado, alguno no ha esperado a que se enfríe, desde que empezaba a levar se notaba ese olor a pan, pan de verdad aunque fueran panecillos de leche. Cuando han empezado a crecer en el horno parecía mágico y cuando han salido del horno desprendía ese olor a pan de verdad recién hecho que casi me pongo a llorar allí mismo. Pero lo mejor de todo, lo mejor que me ha pasado es que esta mañana cuando me fuí a buscarlos para desayunar no estaban como una piedra y eso ya ha sido como encontrar un tesoro.
     Seguro que consideras que soy una exagerada pero después de tanta frustración, de tanto trabajo, tantos sinsabores, de tanto dinero y de tantos experimentos topar con algo que merezca la pena es encontrar una aguja en un pajar.  



Para 8 panecillos
2-3 horas
Con dificultad media


PANECILLOS DE LECHE SIN GLUTEN

Ingredientes:

   100 gr de harina Dolce Mix C Shär sin gluten
   350 gr de harina panificable B de Schär sin gluten
   270 ml de leche entera
   15 gr de levadura fresca sin gluten
   1 huevo
   Media cucharada de sal
   1 cucharada de aceite de oliva virgen
   Un poco de harina panificable para dar forma
   Un poco de leche

Elaboración:

1.- Pon la levadura fresca desmenuzada en un bol


2.- Calienta un poco la leche y añade una parte, disuelve la levadura en la leche. Deja que repose unos minutos.


3.- Añade un huevo y bate.


4.- Agrega el aceite de oliva, Mezcla.


5.- Añade poco a poco las harinas tamizadas sin gluten, la leche poco a poco y la sal. Mueve con una cuchara de silicona hasta disolver todos los grumos. Es una masa pegajosa así que te puede mojar las manos en aceite para manejar.


6.- Ponemos un trapo húmedo encima del recipiente y dejamos reposar  para que suba la masa al doble.
7.- Con las manos embadurnadas de aceite corta la masa y da forma de bollitos.
8.- Ponemos en una bandeja de horno y volvemos a dejar reposar esta vez dentro del horno y sin cubrir para dejar sitio a que leven y no tengan corrientes de calor. Saca.
9.- Pincela con leche o aceite.
10.- Precalienta el horno a 220ºC, hornea espolvoreando un poco de agua en el horno, cocina 20 minutos.

Me encanta esta receta, espero que también a vosotros.

jueves, 6 de febrero de 2014

ESTOFADO DE CERDO CON ZANAHORIAS

   Las chuletas de aguja corresponden a la zona delantera del cuello del porcino. Es una carne melosa pero también una de las más grasas del cerdo, por eso es conveniente retirar la grasa visible para cocinarla, es tierna y jugosa y además una pieza muy barata.
   Como el resto de las piezas del cerdo son ricas en grasas monoinsaturadas, proteínas de calidad y minerales como el hierro y el zinc, tiene poco contenido en sodio y aunque es recomendable cocinarlas a la brasa, plancha o fritas os aseguro que como guiso dan mucho juego al tener una textura tan melosa.



Para 4
En 30 minutos la tenemos en el plato
En la olla rápida super-fácil

ESTOFADO DE CERDO CON ZANAHORIAS

Ingredientes:

   700 gr de carne de aguja troceada sin hueso
   1 cebolla grande
   3 zanahorias medianas o 2 grandes
   1/2 litro de caldo de carne o de pollo
   Unos granos de pimienta
   Tomillo
   Medio vaso de Vino blanco semiseco
   Sal
   Aceite de oliva virgen


Elaboración:

1.- Pica en brunoise pequeña la cebolla

2.- Trocea la carne quitando la grasa visible.
3.- Pon en la olla rápida 4 cucharadas de aceite de oliva y calienta, dora la carne a fuego fuerte salpimentada.
4.- Corta la cebolla en brunoise pequeña, reduce el fuego y añade a la olla
5.- Limpia y corta las zanahorias, añade una vez pochadas las cebollas. Pon sal, pimienta en grano, tomillo, el vaso de vino blanco y deja evaporar el alcohol.
6.- Agrega el caldo de carne solo hasta cubrir la carne, si es necesario añade un poco de agua.
7.- Tapar la olla rápida y a fuego medio dejar cocinar 20 minutos desde que empiece a silbar.
8.- Añade unas patatas fritas al guiso para que se impregnen de sabor y a comer.

Bon appetite!!!

miércoles, 5 de febrero de 2014

CUPCAKES RECETA BÁSICA SIN GLUTEN

     En principio me había propuesto hacer unas deliciosas Magdalenas, pero me puse a agregar cosas al bol y al final me percaté de que había puesto mantequilla y leche y, bueno, para hacer masa de magdalenas ni una cosa, ni la otra, así que hoy he terminado haciendo cupcakes, primera horneada de cupcakes sin gluten. Recuerdo la última vez que hice cupcakes con gluten, de aspecto, menuda diferencia con estos, pero lo cierto es que me ha sorprendido gratamente su sabor y su textura, esponjosos y sin sabor a harina, que para mí es todo un mundo eliminar ese sabor indeterminado de la harina sin gluten.
     El fronsting no ha ido muy bien porque cuando las tenía metidas en el horno y me di cuenta de que no eran magdalenas poniéndome a toda velocidad ha hacer un frosting con lo primero que pillé en la nevera, que era poco y además sin batidora, a ver cuando me la compro. No han quedado de revista pero han quedado muy muy ricas, así que de momento con eso me conformo.




CUPCAKES RECCETA BÁSICA SIN GLUTEN

Para 12 cupcakes
Tiempo: 30 minutos
Dificultad: Fácil

Ingredientes:

   2 huevos
   100 gr de harina Dolce Mix schar
   100 gr de mantequilla
   100 gr de azúcar
   1 cucharadita de Levadura en polvo sin gluten
   2- 3 cucharadas de leche
   La ralladura de un limón

Elaboración:

1.- Precalienta el horno a 180ºC 

2.- Bate los huevos batidos con el azúcar y mueve enérgicamente hasta que doblen su volumen, agrega la harina previamente tamizada (no se porque esta harina es tan poco refinada), la levadura y la mantequilla a punto de pomada, agrega 3 cucharadas de leche. Puedes batir con la batidora.
3.- Cuando hayas obtenido una masa cremosa incorpora la ralladura de limón y mezcla bien.
4.- Pon la masa en los moldes de cupcakes repartiendo la mezcla y llenando solo la mitad o 3/4 de éstos. 
5.- Hornea durante unos 20 minutos. Después decoramos al gusto.
  



La buttercream que hice era de plátano, no salío bien porque tuve que quitar frío a los ingredientes para batirlos a mano, siempre los ingredientes mantequilla o queso crema deben de estar fríos para que se mantengan firmes. Una vez batidos con la batidora de varillas deja reposar en la nevera y cuando los cupcakes estén fríos decóralos.

   - 4 cucharadas de mantequilla
   - 1 cucharada de Filadelphia
   - 5 cucharadas de azúcar
   - 1 plátano
   - 1/2 cucharadita de esencia de vainilla


Espero que te gusten!!!

martes, 4 de febrero de 2014

POLLO AL LIMÓN SIN GLUTEN

    El pollo al limón uno de los platos introducidos en Occidente desde un Oriente adaptado al paladar occidental. En principio el pollo al limón no es un plato muy habitual de la gastronomía china, igual que casi todos los platos que comemos en un restaurante chino, China tiene platos exquisitos, auténticos manjares, pero precisamente lo que nos sirven en el restaurante chino de la esquina no es lo que se come habitualmente en los hogares chinos.
    El Hot Pot (caldo con vegetales, carnes, setas, wonton, huevos dumping y a veces marisco), el Chow Mei (todo lo que lleve fideos chinos fritos), el pato laqueado a la pekinesa (famoso en casi todo el mundo) en Wanton Mee (noodles con salsa de ostras y a veces soja) o el Zongzi (un triángulo de arroz relleno de carnes o judías dulces envuelto en bambú) son ejemplos de la gastronomía asiática, habiendo más vida después de los rollitos de primavera, el arroz 3 delicias y el cerdo agridulce.
   En algunos países existe una versión tan buena como la china, como el pollo con limones encurtidos y aceitunas o el pollo con dátiles, almendras y limón en Marruecos, el  pollo al limone italiano o el pollo al limón mexicano.
   Independientemente de las adaptaciones de nuestros conciudadanos chinos con su gastronomía, no hay que dudar en que un pollo al limón bien hecho es una auténtica delicia.
    Y ya que no puedo, de momento encontrar un sitio donde me lo hagan sin gluten, pues en casa como en ningún sitio...



POLLO AL LIMÓN (GLUTEN FREE)

Personas: 4
Tiempo: 20 - 25 minutos + marinaje
Dificultad: Fácil

Ingredientes:

Para el pollo:

  2 medias pechugas de pollo cortadas en dos filetes grandes cada una
  El zumo de 1 limón
  Un poco de aceite de oliva suave
  1 huevo
  Unas gotas de Tamari sin gluten
  Jengibre rallado
  1 diente de ajo
  Pan rallado sin gluten
  Sal

Para la salsa:
  
  1/4 de vaso de vino blanco seco
  El zumo de un limón grande
  4 cucharadas de azúcar
  2 cucharadas de vinagre blanco
  1 y 1/2 cucharadita de Maizena o fécula de patata
  1/2 vaso de agua o caldo de pollo
  Un poco de Tamari sin gluten
  Medio limón en rodajas
  Sal
  
  Aceite de girasol para freír

Elaboración:

1. Parte la pechuga a la mitad de forma longitudinal ponlas en una fuente. Haz una emulsión con el aceite, medio limón, un chorreón de Tamari, el ajo picado, un poco de jengibre rallado y cubre el pollo, tapa con film y deja macerar en la nevera, puedes dejarlo una horas o la noche antes.




2. Para la salsa pon en un cazo el zumo de limón, el vino blanco seco, el Tamari,  el vinagre, da un hervor y una vez evaporado el alcohol agrega el azúcar y disuelve.
3. Disuelve el almidón de maíz en unas cucharadas de agua fría, agrega a la salsa sin dejar de remover a fuego medio hasta que tome consistencia.
4. Reboza las pechugas en huevo batido y pasa por el pan rallado sin gluten. Fríe en aceite caliente. Saca y deja escurrir sobre papel absorbente.
5. Vierte la salsa sobre las pechugas fritas, haz unos cortes transversales y decora con unas medias rodajas de limón.


   Este es el pollo al limón de mi restaurante chino preferido.