miércoles, 16 de julio de 2014

ENSALADA DE PIMIENTOS VERDES FINOS

   Tenemos varias opciones, podemos hacer una ensalada de Pimientos Verdes, o de Pimientos Rojos o de ambos, yo en este caso, voy a hacer una ensalada de Pimientos Verdes, que para eso mi madre se ha dedicado a asar pimientos verdes toda la mañana. Estos pimientos son de piel fina, típicos en mí casa y en algunas zonas del interior malagueño.
    Lo habitual es asar pimientos de piel gruesa y carnosa, resultan muy jugosos, pero los pimientos de piel fina tienen un sabor más intenso y delicado, también son más delicados de trabajar.             
   La ensalada de pimientos es el típico acompañamiento de los pescados fritos, la tortilla de patata o de entrante de cualquier almuerzo o cena, pero si de verdad queremos disfrutarlo, aconsejable: el pescado frito y la tortilla de patatas fría, "típical coíno".
   Ojeando en distintos blogs me he dado cuenta de que la ensalada de pimientos de casa no tiene nada que ver con las ensaladas de pimientos que habitualmente encontramos. Esta es deliciosa igual que las demás, pero varía, será la zona.



Para compartir
1 hora
Dificultad media

ENSALADA DE PIMIENTOS VERDES

Ingredientes

- 16 Pimientos verdes de piel fina (no son los gigantes italianos, pimientos de toda la vida)
- 1 tomate maduro variedad Huevo de Toro coino (a eso se debe su color)
- 1/2 cebolla tierna
- 1 diente de ajo
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre
- Sal

Elaboración

1. Asamos los pimientos

   Calentamos una parrilla o plancha y untamos los pimientos con aceite de oliva con ayuda de un papel de cocina absorbente. Asamos los pimientos, comprobamos que se vayan asando uniformemente, dándoles la vuelta cuando se vayan haciendo. También podemos hacerlos al horno, pero en casa se hace en la plancha. Importante: nunca usamos sal.


   Dejamos enfriar los pimientos, cuando estén fríos quitamos la piel que, si están bien asados, debería de desprenderse muy fácilmente. Limpiamos de piel y semillas, no se lavan, se quitan los restos con las manos.
   Con ayuda de los dedos cortamos tiras de pimientos, más gruesas o más finas según gusto.



2.- Resto de ingredientes

    El tomate se ralla o tritura y ponemos en una sartén o cacerola y dejamos reducir sin aceite ni sal. Cuando el líquido haya desaparecido apartamos del fuego.
   Reservamos y dejamos enfriar.
   La cebolla tierna se corta en daditos pequeños o en juliana, según gusto.

3.- Ensalada

   Ponemos el pimiento en tiras en una ensaladera o plato hondo, añadimos el tomate reducido y añadimos la cebolla cruda. Aliñamos con sal (primero), vinagre (segundo) y, por último, un buen aceite de oliva virgen en abundancia y listo para servir. No está nada máL con comino recién molido.

   Es típico picarle a la Ensalada de Pimientos Verdes un ajo muy finito, pero también a gusto del consumidor, no a todo el mundo le gusta el ajo crudo.