miércoles, 2 de abril de 2014

PIRRIÑACA

   En el repertorio de recetas básicas, sanas y nutritivas no puede faltar la tipica pirriñaca o picadillo de tomate, cebolleta y pimiento además de alguna conserva de pescado como un buen atún o ventresca o algún pescado un poco más especial, dígase pulpo, mejillones, surimi, almejas...

  Parece una tontería, pero es lo que mejor sienta cuando haces deportes, cuando estudias o cuando necesitas más energía en procesos de convalecencia, para dietas, vamos, un plato 10. Eso sí tiene que ser un plato diario.

  Un plato de pirriñaca al que le podéis añadir alguna proteína, junto con un plato de pescado a la plancha, por ejemplo, una caballa fresca o una carne de ave es genial para subir energías.

  En la Costa del Sol y Cádiz lo encontraréis en casi todos los bares de TAPAS, y no porque sea fácil, sino porque realmente se consume y en verano es raro en la casa malagueña en que no se ponga este platillo tan de temporada. En la zona de Málaga, que es lo que yo más conozco, lo encontraréis la mayoría de las veces con pulpo cocido, soy una forofa del pulpo....
 
TOMATE, PIMIENTO, CEBOLLA, SALUDABLES, MARISCO, CONSERVAS, ENSALADAS

PIRRIÑACA


Ingredientes


- 2 tomates
- 1 pimiento,
- 1/2 cebolla tierna, mejor si es cebolleta
- sal
- vinagre de vino blanco 
- aceite de oliva.
- Opcional: pepino picado
- Al gusto: pulpo, ventresca, atún, huevo cocido, mejillones, almejas, zamburinas, gambas, langostinos...

Elaboración

1. Lava la verdura y pica en daditos pequeños lo más uniforme posible.
2. Agregamos la proteína o proteínas que queramos
2. Después el punto más importante aliñar: primero la sal, después el vinagre, removemos, probamos y agregamos el aceite.

     Para la pirriñaca es imprescindible un buen aliño, además de productos frescos de temporada, con un buen aceite de oliva virgen extra, pero nunca sea aceitosa, el vinagre es conveniente de vino, el de manzana es demasiado suave.

     Y si tienes el privilegio y la fortuna de poder comer un buen pan, no hay mejor forma de terminar una pirriñaca que mojando pan o pringando.