miércoles, 2 de abril de 2014

PIRRIÑACA

   LOS ESENCIALES

  En nuestro espacio dedicado a los básicos, hoy Pirriñaca, lo más sano y fácil.
  Parece una tontería, pero es lo que mejor sienta cuando haces deportes, cuando estudias o cuando necesitas más energía en procesos de convalecencia, para dietas, vamos, un plato 10. 
  Un plato de pirriñaca al que le podéis añadir alguna proteína (palitos de surimi, atún, huevo...) junto con un plato de pescado a la plancha, por ejemplo, una caballa fresca o una carne de ave es genial para subir energías.
  En la Costa del Sol y Cádiz lo encontraréis en casi todos los bares de TAPAS, y no porque sea fácil, sino porque realmente se consume y en verano es raro en la casa malagueña en que no se ponga este platillo tan de temporada. En la zona de Málaga, que es lo que yo más conozco, lo encontraréis la mayoría de las veces con pulpo cocido, cosa que no quita, que os los presenten con otras proteínas.
 

 Ingredientes para 2:

2 tomates
1 pimiento,
1/2 cebolla tierna, mejor si es cebolleta
sal,
vinagre de vino blanco 
aceite de oliva.
Opcional: pepino picado
 
  Solo necesitamos lavar el tomate, el pimiento y la cebolla y picar. Los ingredientes tienen que quedar ni grandes ni pequeños, para mí el tamaño ideal es el que te permite de un bocado probar los tres ingredientes a la vez. Cuidado con la cebolla para los hipotiroideos no es conveniente cruda, ya sabéis, bociógena.
  Después aliñamos, en casa siempre nos han dicho, primero la sal, después el vinagre y después el aceite. No hay que ser un profesional, pero es verdad que todas no son buenas. La pirriñaca tiene que estar aliñada a la perfección, no puede tener demasiado sabor a aceite.
  Es importante que el vinagre sea de vino blanco, sin pasarnos porque tiene mucho sabor, el de manzana es demasiado suave. Y el aceite, ha de ser de oliva virgen de sabor suave, si lo ponéis muy aceitoso, lo demás pierde su sabor original.
  Para esta cantidad yo pongo máximo 2 cucharadas de un aceite suave de oliva virgen, de vinagre otras 2 y la sal la decidís vosotros. El sabor del aceite y del vinagre tienen que estar equiparados.
   Lo ideal es el punto medio.
   Si visitáis Málaga y os pedir una tapa de pirriñaca o similares siempre os las acompañarán de pan para mojar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda, sugerencia, o simplemente quieres añadir o decir algo, hazlo aquí: