martes, 18 de marzo de 2014

PASTELES DE NATA SIN GLUTEN

    Impresionante lo de los Pastéis de Belem, llegas a la Pastelería de Belem, cerca de los Jerónimos en Lisboa y la reconoces nada más pasas por la puerta por la inmensa cola que espera degustar estos delicados pastelitos que están a medio camino entre un flan denso con hojaldre y una mini tarta de yema caramelizada. La pastelería a rebosar de gente y la atracción de verlos elaborarlos hace uno de los pasatiempos turísticos más comunes en Lisboa.
   Tuve la suerte de poder probar aquellos deliciosos pasteles, entonces no conocía mi problema con el gluten, y como no, me sentaron fatal, como todo lo que comía por aquél entonces, pero aún así, junto con las francesiñas portuguesas me parecieron todo un descubrimiento.
   Una pequeña cesta de hojaldre crujiente y dorado, de unos 5-6 cm de diámetro,  relleno de una masa densa pero suave, con intenso sabor a yema de huevo caramelizada y a la mantequilla clarificada, cierto aroma a canela y a ralladura de limón (parecido a la crema pastelera) y aspecto de quemado.
    Todas las pastelerías de Portugal hacen sus pasteles de Nata con resultados muy dignos y ricos, pero como todo, unas se convierten en atractivo turístico y otras no.
      Lo que queda claro es que a más huevo y más azúcar lleve un pastel más atractivo será para los comensales, así que no te equivocarás haciendo esta u otra receta, siempre están ricos, unos más parecidos a la receta original y otros algo menos pero igual de ricos.
      No soy muy propensa a comprar masas y suelo hacerlas yo, pero en esta ocasión a falta de tiempo y ganas he optado por comprar el hojaldre, no me hace mucha gracia porque lleva todos los conservantes, emulgentes y aditivos que os podáis imaginar y que a propósito tenía poco sabor a mantequilla, pero hoy es lo que hay si quiero comer pasteles de nata.


PASTELES DE NATA

Para 8-10 pastelitos
45 minutos
Dificultad media

Ingredientes:

- Una plancha de hojaldre SIN GLUTEN
- 6 yemas de huevos
- 1 cucharada colmada de Maizena (entre 25-30 grs)
- 5 cucharadas de azúcar
- 1 cucharada de mantequilla
- Algo más de 1/2 vaso de leche
- Algo más de 1/2 vaso de nata líquida para repostería
- Canela en rama
- Zeste de limón, sin nada de parte blanca

Elaboración:

1.- Selecciona los moldes a usar, yo usé de aluminio desechables a espera de encontrar unos decentes de tartaletas. Úntalos de mantequilla. Mete en la nevera.
2.- Mientras tanto corta unos círculos algo más grandes que los moldes a usar. Estira con el rodillo. Ha de ser una lámina de hojaldre más bien fina, siempre tendrá tiempo de crecer en el horno.
3.- Calienta la nata, la leche, el azúcar, la cáscara de limón y la canela a fuego medio.


4.- Pon la masa de hojaldre en los moldes y da forma de cesto. Conserva en la nevera.


5.- Bate las yemas, la Maicena y una cucharadita de mantequilla en pomada. Si bates con la batidora probablemente el resultado será más claro si bates suavemente con varillas manuales el color de la masa será más intenso.


6.- Incorpora la crema poco a poco a la leche sin dejar de remover y hasta que alcance unos 83ºC como si fuera una crema inglesa.


6. Cuela la crema obtenida sobre los vasos de hojaldre sin llegar hasta el borde de la masa.


7. Precalienta el horno a 250ºC,  cuando esté muy caliente mete las tartaletas y cocina unos 10 minutos al máximo de temperatura. Comprueba con un palito si están cocinados. 

    Por último, en mi versión personal, hacemos un almíbar de miel y agua para rociar por encima de nuestros pastelitos.
   Y si acompañamos de un helado de vainilla sin gluten y un coulis de frutas rojas, pues no os cuento nada.


 !! Qué aproveche!!!

1 comentario:

Si te apetece decirme algo, hazlo aquí: