miércoles, 19 de febrero de 2014

PAPAS CON CHOCO SIN GLUTEN

    Desde mi más tierna infancia veraneo en Cádiz, al menos paso por allí cada verano, antes más días, ahora intento intercalar unos días del verano para ir a Cádiz y después hacerme con otras fronteras. ¿Por qué te cuento esto? Como en Málaga, he visto evolucionar los magníficos platos tradicionales a los platos sofisticados de la actualidad. Pero en ambos lugares nos agarramos de forma aferrima a platos reconfortantes, sencillos y deliciosos, ya les podemos poner germinados y flores, deconstruirlos o envolverlos en panceta, que la esencia de lo sencillo está ahí, en cada bocado.

   Es cierto que contamos con una materia prima de excelente calidad y eso lo noto desde que tuve que dejar mi tierra y vivir en otro lugar. Es cierto que hoy en cualquier mercado del mundo podemos encontrar cualquier cosa que busquemos pero no sabe igual y no huele igual que el km0. No hay nada como bajar al huerto y coger el limón para la ensalada, acercarte a la lonja y comprar el pescado recién pescado, que tu vecino te regale una bolsa de aguacates, que el 90% de lo que comes sea elaborado por tí, tu madre, tu abuela, tu tía o tu vecina. Para nada es lo mismo. Pretendo que esa tradición no varíe mucho en mi casa, pero algunas cosas son inevitables.

   Pues ahí vamos, en Cádiz he visto evolucionar platos, pero si voy a comer allí procuro, dentro de mis límites alimenticios, ir a lugares tradicionales donde te ponen las Papas con choco, las barriguitas de atún a la plancha, el atún encebollado, un buen filete de Retinto, unas ortiguitas fritas o cualquier fritura de pescado.

   Y no te voy a engañar sobre la gran confusión que tuve con el Choco, porque aunque seamos vecinos, los malagueños lo llamamos Jibia y durante años cuando pedía Papas con Choco no tenía claro que estaba comiendo. Así que para que nadie se confunda como yo lo hice con el Choco y la Jibia, (y no soy bióloga marina) clasifiquemos de forma sencilla a los moluscos cefalópodos:

- El CALAMAR: chipirón en versión mediana-pequeña, son puntillitas cuando son muy pequeñas y fritas.
- La JIBIA: Choco o Sepia, según el lugar se conoce de una forma u otra. A los ejemplares pequeños que hacemos a la plancha o fritos los llamamos Chopitos en Málaga (en otros lugares Choquitos)
- La POTA: Calamares voladores o luras. Es el hermano pobre del calamar. De peor calidad gastronómica, más barato
- PULPO: que no Rejo, se diferencian perfectamente en el precio (el pulpo de precio elevado) y en su color, cuando son pequeños pulpitos (ni chopitos, ni puntillitas)


choco, jibia, pulpo, calamar, sepia, patatas, sin gluten, papas con choco

Para 4 personas
Muy fácil
25-30 minutos

PAPAS CON CHOCO SIN GLUTEN

Ingredientes:


   800 gr de Jibia (Choco o Sepia)
   500 gr de patatas de guisar
   Una cebolla
   2 tomates maduros
   1 pimiento
   Medio vaso de vino blanco
   Colorante alimentario sin gluten
   Hoja de laurel
   2 dientes de ajo
   3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
   Agua
   Sal
   Opcional: guisantes o chicharos

Mise en place:


1.- Pica la verdura pequeña, la cebolla, el tomate, los ajos y el pimiento.
2.- Pela las patatas y lávalas, reserva.
3.- Corta la pota en dados del tamaño que más te convenzan.

Elaboración:

1.- Pon a fuego medio una cacerola ancha y baja con un poco de aceite, pon primero los ajos que el aceite tome sabor, añade la cebolla y el pimiento y pocha a fuego medio, que quede bien pochada.
4.- Mientras tritura el tomate y añade cuando la verdura este cocinada, añade también la hoja de laurel, salpimenta.
5.- Agrega el tomate triturado y rehoga hasta que se evapore el líquido, entre 10 y 15 minutos.
6.- Añade la pota y saltea, pon el vino y deja que se evapore el alcohol.
7.- Añade agua solo hasta cubrir la pota, salpimenta y deja que empiece a calentarse. Cuando tome temperatura chasca las patatas (para que suelten el almidón) y agrega al guiso.
8.- Pon un poco de colorante alimentario y deja cocinar hasta que las patatas estén hechas. (unos 20-25 minutos aproximadamente)
9.- Rectifica de sal y listo para comer.
 
    Como es un guiso bastante rápido aprovecho para tener siempre un poco de sepia en el congelador.
       
    Que aproveche!!!