sábado, 4 de enero de 2014

PINTXO DE SOLOMILLO CON HUEVO DE CODORNIZ

     No es el pintxo más sofisticado, puede que algún día tenga cabida en la cocina Molecular o Tecnoemocional, porque si cierras los ojos y das un bocado tu sentido del gusto se activará, despertará tus sentidos y se guardará para siempre en tu lóbulo parietal. :P.

      Habría pasado por allí más de mil veces y nunca me atreví ni tan siquiera asomar la cabeza en aquel bar, mi pueblo no es muy grande y se conoce a mucha gente. En la fachada aún el anuncio de Margit Kocsic anunciando Centerario Terry (el licor de los hombres) otro de Estrella del Sur más o menos del estilo y con aproximadamente los mismos años, ambos intactos, todo lo de antes era bueno y no se rompía, para muestra un botón, a estos carteles les ha caído mucha lluvia y aún están intactos, odio la obsolescencia programada, en serio.


     Aunque pequeño siempre lleno hasta la bola de gente tapeando, y con un montón de lustros, allí enfrente de la barra está la única plancha, expuesta al público, o sea lo que hoy en día sería una cocina abierta a los comensales, este señor fue un visionario, sí señor, así que me fío de sus conocimientos, lleva unos 50 años haciendo las mismas tapas, variaciones mínimas, marisco fresco del día cocinado a la plancha, mero a la plancha, higaditos de pollo, montado de lomo que maceran allí mismo delante de los clientes, champiñones al ajillo y creo que la única innovación durante toda su trayectoria, ha sido el lomo con huevos de codorniz, que están desafiantemente buenos. 


        Os aseguro que si la paciencia es la madre de la ciencia, Paco, hijo de aquel visionario y actual propietario, la tiene toda, a todo le da su tiempo y no te apresures, allí no hay prisas pero todo está alucinantemente bueno... 


         Lomo con huevos de codorniz al estilo del Bar Plata, buenísimos pero nunca como los de allí.





Personas: Para una docena de pintxos
Tiempo: 20 minutos
Dificultad: Fácil

PINTXO DE FILETE CON HUEVO DE CORDORNIZ

Ingredientes:

     12 filetitos de solomillo
     12 huevos de cordorniz
     Pan de pueblo gluten free
     Sal
     Aceite de oliva
    
Para la salsa:

    1 cabeza de ajos
    1 limón pequeño
    Un poco de aceite de oliva (1/4 de vaso o un poco menos)
    Sal

Elaboración:

1.- Bate todos los ingredientes de la salsa haciendo una especie de mahonesa, una vez conquistada esta salsa no querrás otra. Rectifica de sal y limón hasta que el sabor a ajo casi desaparezca.

2.- Corta los trozos de pan y los pon en la plancha con un poco de aceite entre 5-10 minutos. 
3.- Cortamos 12 filetes de medio dedo de grosor de un solomillo de cerdo, hacemos a la plancha a fuego fuerte, vuelta y vuelta.
4.- Al mismo tiempo que hacemos los filetes en una plancha con un poco de aceite de oliva hacemos los huevos de codorniz. A fuego medio-bajo para que el calor los haga por encima y no se quemen por abajo.
5.- Sobre el pan tostado ponemos un filete, sobre éste salsa de ajos y terminamos con un huevo de codorniz.  
 
    La salsa de ajos me ha creado muchas controversias, cuando la explico nadie cree que no sea un intenso sabor a ajo lo que predomine y cuando la prueban nadie cree que pueda llevar una cabeza de ajos. Pero sí... la lleva y esta para mojar pan, mucho pan...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te apetece decirme algo, hazlo aquí: