miércoles, 8 de enero de 2014

PUCHERO ANDALUZ

   Desde hace unos días estoy pensando que para Enero, ¿qué mejor, que la comida tradicional y económica que hemos heredado de nuestras madres y abuelas? Son nutritivas, calientan el estómago y además es la forma más sana de meternos de lleno en la Cocina Mediterránea.
   Pues nada manos a la obra, supongo que podremos ayudar a todas estas personas que echan de menos los calditos y sopitas de las madres, sobre todo, cuando nos independizamos o cuando las tenemos lejos, como es el caso de una servidora... y además ahorrar unos euros sin renunciar a la calidad. Hoy toca puchero, que es una especie de consomé o caldo blanco "que resucita a los muertos".

   Casi todos conocemos ya la propiedades de la cocina Mediterránea, cocina saludable por excelencia, basada en el aceite de oliva, la vid, las verduras, hortalizas y frutas, además de los frutos secos y legumbres, el pescado y las aves de corral así como subproductos como los lácteos y los huevos y  como aporte de hidratos de carbono: pan y pasta (nosotros podemos adaptarlos, pero siempre han sido a base de trigo fundamentalmente), reduciendo mucho las grasas animales y las carnes rojas.

    Hace unos días publiqué un post en que os mostraba como se hacían las croquetas caseras, pues estas croquetas vienen directamente de aquí, de Puchero Andaluz.

   Creo que lo mejor que tiene el puchero es: 

1 . Le encanta a todo el mundo, incluidos los niños; 

2. Lo podemos versionear, puedes servirlo como sopa de picadillo, con pan, con fideos (con o sin gluten) o con arroz; 
3. Permite añadir un segundo plato a la comida (Pringá o Croquetas)
4. Podéis congelarlo para otro día; 
5. Es una comida económica, porque tenéis para muchos comensales o para varias veces  
6. Es 100% casero. 
7. Está riquísimo. 
      No se me ocurren ahora mismo más cualidades, pero si  me acuerdo os lo añado.




   La foto que veis es de una sopa de picadillo, no tiene picatostes, porque a mi no me gustan mucho, pero es tan fácil como cortar una rebanada de pan de pueblo sin gluten, hacerlas daditos y freírlos en aceite de oliva, añadir huevo duro picado y jamón serrano y ya tenemos una sopa de picadillo.


   Personas : 6-8 personas ( o para varias veces)

   Tiempo: 1 hora
   Dificultad: Media 

PUCHERO ANDALUZ 

Ingredientes:

     1 o 2 muslos de pollo

     2 pechuga de pollo
     1 trozo de tocino fresco (con más magro que tocino)
     150 grm de ternera (jarrete o morcillo, para guisar)
     2 Huesos frescos de espinazo de cerdo
     1 trozo de nervio de cerdo (sirve también magro)
     1 o 2 huesos salados
     150 grms de garbanzos
     3 zanahorias medianas
     2 patatas grandes en trozos grandecitos
     2 tallos de apio
     2 litros y medio de agua aproximandamente (que cubra la carne)
     1 cucharada de sal (esto a vuestro gusto)
     HIERBABUENA, no vale menta 

Elaboración:

1.- Lo primero que hacemos es poner los garbanzos en remojo la noche anterior. 
2.- Ponemos unos cuantos litros de agua en la olla rápida y ponemos al fuego, vamos lavando toda la carne, el pollo, la ternera, el cerdo y el tocino y lo vamos incorporando a la olla.
3.- En una cacerola aparte hervimos un poco de agua y cuando esta comience a hervir echamos el hueso salado, solo 1 "minutejo", para quitar impurezas. Ponemos en la olla rápida. Todo esto a fuego fuerte. 
4.- Desespumamos la superficie quitando impurezas, cuando deje de salir espuma, añadimos las zanahorias, la patatas y los garbanzos, ponemos la tapadera a la olla esprés, cuando empiece a silbar esperaremos 20 minutos. Sacamos el vapor y hervimos unos minutos con el apio, listo el caldo. Si lo hacéis en olla normal necesita 2 horas y media o incluso 3 y tanto la zahanoria, la patata y el apio se añaden media hora antes de terminar.
   En Málaga se sirve el caldo con arroz cocido, fideos o pan en láminas finas, se acompaña de garbanzos, zanahoria y patata y, por supuesto, su correspondiente tallito de hierbabuena, que da un aroma... uff.

DE SEGUNDO:


    La pringá, que es la carne del puchero se sirve como segundo plato, un poco de pollo, de ternera, cerdo y tocino. Porqué se llama Pringá, porque se moja (y aquí en Málaga, el sinónimo es se pringa), o sea, se arrastra con el pan como los huevos fritos.
   También tenéis la opción de hacer las Croquetas, y servirlas después con una ensalada de tomate o de lechuga fresca.

 DE MERIENDA:

     Quizás muchos no lo recordemos, pero para rememorar un poquito, cuando éramos pequeños en muchas casas andaluzas, nos ponían para merendar la Pringá del Puchero fría, untada en pan, acompañada de un cafelito de esos de pucherete ( o sea, mucha agua y poco café) hecho en un cacillo y con mucha azúcar. Que rica tarde era esa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te apetece decirme algo, hazlo aquí: