martes, 10 de diciembre de 2013

TORTILLA DE ESPINACAS RELLENA SIN GLUTEN

    Se van acercando los momentos de cenas y aperitivos con amigos, últimamente no salgo mucho, estoy lejos de casa, conozco a poca gente, no me apetece explicar al mundo que no puedo comer gluten y, además, por la zona donde vivo el pincho por excelencia es el pan con salchichón encima, no está mal y, que conste, no me quejo, pero realmente no está hecho para mí en estos momentos de "sin gluten, por favor" 
   El plato de hoy no es que sea un plato de alta cocina, ni mucho menos, pero me encanta la tortilla de espinacas y de esta forma consigo que la coman con más entusiasmo. Es ponerla y desaparecer. Así que el fin de semana tocó tortilla de espinacas y claro aparecieron algunos amigos sin avisar, cosa que sucede en casa a menudo y me encanta, y allí que se prepararon todos a degustar tortilla de espinacas rellena.
   Este año será la primera Navidad sin gluten, y la verdad, estoy un poco... ¿asustada? ¿temerosa? ¿entusiasta?, no sé, es una mezcla de todo, ¿podré quedar con los amig@s y la familia? ¿qué preparamos para el menú? uff. Bueno, no quiero pensarlo mucho. Sé que volveré a casa por vacaciones y veré a todo el mundo que es lo importante y, después, ya inventaré algo, como siempre.


Para 4 personas (segun que tengámos más)   
Tiempo: 20 minutos

Dificultad: Fácil

ESPINACAS:


La espinaca es un alimento estupendo para los fumadores, es anticancerígeno y genial para los que se quieran poner morenitos en el verano, no te pones moreno porque la comas, pero ayuda... además, la hoja verde es muy recomendable para problemas de anemia y es rica en ácido fólico.


TORTILLA DE ESPINACAS RELLENA.

Ingredientes:

- 2 manojos de espinacas frescas
- Pimientos del piquillo o pimiento morrón (al gusto)
- Queso curado al gusto
- 4 huevos
 - Sal
- Pimienta recién molida
- Ajos
- Aceite de oliva virgen extra

Para la lactonesa:


- 100 ml de aceite de oliva suave

- 50 ml de leche
- 1 ajo pequeño
- Zumo de limón
- Sal

Mise en place:


1. Poner  abundante agua a hervir con sal

2. Lavar bien las hojas de espinacas
3. Cortar el pimiento morrón en tiras
4. Cortar el queso en láminas
5. Cortar en brunoise muy pequeño los ajos
          
Elaboración:

1. Cuando el agua llegue a hervir poner las espinacas lavadas, escaldamos 5 minutos, sacamos y dejamos escurrir y enfriar un poco. Cuando no quemen, escurrimos con las manos y quitamos el exceso de agua.
2. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra y los ajos picados y salteamos unos minutos  las espinacas.
3. Batimos los huevos y salpimentamos, retiramos las espinacas de la sartén y agregamos a los huevos batidos. Mezclamos bien y dejamos reposar unos minutos.
4. Dividimos en dos partes las espinacas y hacemos dos tortillas, volteando cuando estén cocinadas por una parte.
5. Ponemos la primera tortilla aún caliente sobre un plato, ponemos tiras de pimiento encima y triángulos de queso curado, cubrimos con la siguiente tortilla, si el queso no se derrite lo suficiente podemos meter en el microondas o en el horno un poco.

Para la Lactonesa:

1. En el vaso de la batidora poner la leche con el ajo, el zumo de limón y la sal, batir. 
2. Sin mover la batidora del fondo ir agregando el aceite en hilo y emulsionar.

Presentación:


Cortamos la tortilla en trocitos, cuadrados o triángulos y pinchamos con un palillo. Acompañamos de la lactonesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te apetece decirme algo, hazlo aquí: