jueves, 19 de diciembre de 2013

PAN DE PUEBLO SIN GLUTEN

agua, harina, sal, levadura, sin gluten

    Seguimos experimentando con el pan, no está siendo un camino fácil, el pan sin gluten decepciona y a veces incluso impresiona. Estoy algo cansada de ver recetas de pan sin gluten con productos que no puedo encontrar, que tengo que encargar a través de internet, que no sé si me sentarán bien, quizás ese es mi mayor miedo, que me sienten mal.

     Hacer pan con gluten es una experiencia maravillosa para mí, (olor a aire caliente, a acidez de levadura, la sensación de tocar y amasar... totalmente terapéutico, como psicóloga lo recomiendo encarecidamente, no solo por lo bueno que sale el pan, sino por lo relajante que resulta amasar) pero cuando se trata de masas sin gluten, a veces, me desespero, todavía no encuentro lo que deseo, quizás es que no se puede conseguir o quizás es que no estoy teniendo paciencia, pero bueno, no me rindo y algún día conseguiré un pan que realmente me guste.

     Entiendo que a todo el mundo no les guste el mismo tipo de pan, así que yo seguiré con mis experimentos e intentando conseguir algo que realmente se asemeje al pan que deseo, de momento, os dejo con este pan de pueblo que, bueno, no ha quedado tan mal como esperaba.




        1 pan de medio kilo
        Preparación: 20 minutos + reposo 2 horas + horno 45 minutos
        Dificultad: Media

PAN DE PUEBLO SIN GLUTEN

Ingredientes:


       - 300 gr de harina panificable SIN GLUTEN
       - 50 gr de harina de arroz
       - 50 gr de almidón de maíz
       - 20 gr de levadura fresca SIN GLUTEN
       - 1 cucharadita de sal
       - 300 ml de agua
       - 50 ml de leche templada
       - Una puntita de azúcar
       - Aceite de oliva


Elaboración:


1.- Mezcla las harinas. si dispones de amasadora ponla a velocidad media con el gancho. Disuelve la levadura con leche templada y la punta de azúcar. Agrega la levadura con la leche a la harina y dos cucharadas de aceite, mezcla. Añade la sal y el resto de agua, poco a poco que se vaya integrando. La textura es más bien pegajosa. Mezclamos bien y quitamos todos los grumos. Aumenta la velocidad de la batidora y amasa como 10-15 minutos, que esté bien aireada.
2.- Tapa el recipiente con papel film y deja en la nevera unas doce horas.
3.- No hay que bolear la masa o sera un pan muy denso, dale un poco de forma.
4.- Precalienta el horno a 220ºC, pon agua en un recipiente propicio para horno dentro de éste.
5.- Introduce el pan pintado con aceite de oliva y con los cortes que deseemos. Horneamos 10 o 15 minutos, abrimos el horno y sacamos el recipiente con agua. Dejamos hornear otros 30-35 minutos más.
6.- Sacamos el pan y ponemos sobre una rejilla para que se enfríe. No lo dejes mucho tiempo al aire o endurecerá enseguida.

      Al golpear la base del pan tiene que sonar hueco.

      Sigue faltando ese olor y acidez de la levadura. Falta esa sensación de pan, de amasado y de aire concentrado, pero esta rico y eso ya es un paso.